Cholila Online

 

Isabel Huala abrazo a sus familiares tras conocer que su hijo seguirá detenido. (Foto: Marcelo Martínez)
Isabel Huala salió pasadas las 22 del juzgado federal de Bariloche con el rostro compungido. A unos metros, una fogata iluminaba ese tramo de la avenida San Martín y un grupo de gendarmes, con cascos y escudos protegía la fachada del edificio. Unos niños salieron a su encuentro y abrazaron a la mujer, que se emocionó hasta las lágrimas. Después, avisó al medio centenar de mujeres, hombres y niños mapuches, que se habían concentrado en el lugar, que su hijo, Facundo Jones Huala, continuará detenido.

El juez federal subrogante Gustavo Villanueva resolvió que el activista mapuche siga detenido porque aún está vigente el pedido de extradición que hizo el Estado chileno, explicó anoche un hermano del detenido, a la salida del juzgado federal.

Indicó que hoy el juez debe resolver si hace lugar o rechaza el pedido de excarcelación de Jones Huala, que formuló su defensora oficial.

Una camioneta de Gendarmería retiró alrededor de las 22 al detenido del juzgado. Pero no trascendió adonde lo alojarían.

La información anoche era confusa. La mayoría de los manifestantes, que se habían concentrado desde el mediodía frente al juzgado federal pensaba que Jones Huala sería liberado.

Recordaban que el juez federal de Esquel, Guido Otranto, declaró a principios de septiembre pasado la nulidad de la solicitud para extraditar a Jones Huala por parte del Estado de Chile después de que se hiciera un juicio de extradición. En el país vecino está acusado de los delitos de incendio y tenencia de armas de fuego.

Pero el procurador fiscal de la Nación, Eduardo Ezequiel Casal, firmó a finales del año pasado un dictamen para insistir con la extradición del lonko ante la Corte Suprema, que tiene que resolver. Por eso, el hermano del detenido comentó anoche que es posible que en los próximos 30 días Jones Huala enfrente un nuevo juicio de extradición.

La noticia generó desconcierto, tristeza y bronca entre las mujeres, hombres, adolescentes y niños mapuches que durante diez horas reclamaron en la calle por la libertad de Jones Huala.

Jones Huala había sido arrestado el martes por la tarde por gendarmes en un control vehicular en el puesto próximo al río Villegas, en la Ruta Nacional 40, que une Bariloche y El Bolsón.

El activista mapuche enfrentaría un nuevo juicio de extradición. Chile lo requiere por delitos relacionados 
con un incendio y tenencia de armas.

Río Negro

Publicar un comentario

 
Top