Cholila Online

 

YPF, Transportadora Gas del Norte (TGN), Camuzzi y Metrogas terminaron 2016 con déficit, según un informe.

De seis empresas del sector de producción, transporte y distribución de gas, cuatro terminaron 2016 con rojos en sus balances, según un informe del Observatorio Económico del IAE "General Mosconi".

El instituto aclara que los balances “no consideran los efectos de la inflación”, lo que produce que Ganancias “se liquide sobre valores que no reflejan la verdadera situación económica de las empresas”.

Y además, que “al momento de la emisión de los estados contables analizados no se habían terminado de renegociar los contratos ni concluido la revisión tarifaria integral de las empresas de transporte y distribución de gas natural por red”.

Entre los que terminaron en rojo figuran YPF, Transportadora Gas del Norte (TGN), Camuzzi y Metrogas, mientras que les fue mejor a TGS y Gas Natural Ban.

Producción de gas

En el caso de YPF, “el ejercicio 2016 cerró con una pérdida neta de $ 28.379 millones, mientras que el ejercicio 2015 había arrojado una ganancia de $ 4.426 millones. Por lo tanto, los resultados fueron inferiores a los del ejercicio anterior en $ 32.805 millones, lo que representa una variación del -741,2 %”, aseguró el informe.

Esta pérdida “encuentra explicación principal en el deterioro del valor de los activos que YPF refleja en sus estados contables como consecuencia de iuna posible desaparición del precio sostén al petróleo crudo en el mercado doméstico”.

Transporte de gas

En este segmento, TGS tuvo un resultado neto positivo de $ 930,7 millones, mientras que TGN registró una pérdida neta de $ 258,8 millones.

En el caso de TGS, el resultado neto se explica fundamentalmente “por el incremento en la utilidad operativa de $ 1.543,6 millones respecto del 2015, como consecuencia del incremento del tipo de cambio sobre las ventas en dólares del segmento de líquidos, la implementación de los incrementos tarifarios y el incremento en los costos variables de producción del segmento de producción y comercialización”.

En relación a los costos operativos, gastos de administración y comercialización, tuvieron un incremento del 59,4%, unos $ 1.901 millones respecto al año anterior. Esta variación se debe fundamentalmente al incremento del costo de gas natural procesado en el Complejo Cerri.

Por su parte, TGN presentó al 31 de diciembre una pérdida neta de $ 258,8 millones, un 50% inferior respecto del resultado obtenido en 2015. Esta disminución del rojo se debe principalmente a que los ingresos de TGN aumentaron $ 1.082,3 millones, principalmente por una mayor facturación ($ 948,5 millones) asociada al incremento en las tarifas de transporte con destino local a partir de abril de 2016.

La situación patrimonial de TGN y TGS “muestra que gran parte del activo está financiado con capital de terceros, ya que la relación “pasivo total sobre activo total” es del 71,71% (TGS) y del 98,78% (TGN)”. “Estos indicadores, principalmente en TGN, están marcando un alto grado de endeudamiento–apalancamiento, situación agravada por las recurrentes pérdidas en la operación del servicio público”.

Distribuidoras de gas

En el caso de las distribuidoras, la situación patrimonial de Camuzzi Gas Pampeana y Gas Ban “muestran una estructura financiera con un grado de apalancamiento superior al 80% como consecuencia de la falta de actualización tarifaria”.

Camuzzi Gas Pampeana registró en el ejercicio 2016 una pérdida neta de $ 207,3 millones, mientras que en el mismo período de 2015 tuvo una ganancia neta de $ 90,8 millones.

Gas Natural Ban obtuvo en 2016 una utilidad neta de $ 241,7 millones, superior a la obtenida en el ejercicio 2015 de $ 213 millones. Esta variación “fue consecuencia de la mayor ganancia operativa que obedece a la asistencia económica transitoria recibida y a la incorporación de un nuevo cuadro tarifario”.

Por su parte, Metrogas presentó al 31 de diciembre un patrimonio neto negativo por $ 1.372 millones como consecuencia de deudas con terceros que representan el 121% del valor de sus activos.

Al comparar la situación patrimonial respecto al año anterior, “se observa que el crecimiento del pasivo en las tres empresas analizadas es muy importante, aumentando 148%, 121% y 66%, respectivamente”. Estas subas “se explican principalmente por el aumento de deudas comerciales corrientes a productores de gas natural” y en el caso particular de Metrogas “se agrega el impacto de la variación del tipo de cambio sobre el stock de deuda financiera en dólares”.

Clarín

Publicar un comentario

 
Top