Cholila Online

 


La Convención Provincial de la UCR del 13 de mayo, podría quedar anulada. El Frente Radical Amaya (Frach) denunció irregularidades. Afiliados habrían participado como convencionales sin serlo. Piden sus renuncias y las de las autoridades. 

En la Convención de Trevelin el radicalismo votó a Margarita Jones de Green como presidenta de ese órgano interno y ratificó la constitución del frente Cambiemos con el PRO. Sin embargo, habría al menos dos afiliadas que votaron como convencionales sin serlo.

Así lo denunció el Frach, que emitió ayer un documento y dio aviso al Comité Provincia y a la misma Convención, relatando los hechos y solicitando resolver el asunto antes de una intervención de la Justicia Federal. 

En ese documento denunciaron «la laxitud en las acreditaciones de los convencionales, que permitió formas irregulares en las acreditaciones de sus identidades». 

Además advirtieron que «no existió accionar de una comisión de poderes que garantizara la legitimidad de las identidades, tal como estuviera previsto en el Orden del Día de la convocatoria de esta Convención».

Apuntaron desde el Frach, que «fueron responsables de realizar el total de las acreditaciones de los convencionales dos afiliadas de la ciudad de Puerto Madryn», a quienes afirmaron tener detectadas y acusan de «suplantación y/o usurpación de identidades de algunos convencionales -precisamente- de la ciudad de Puerto Madryn».

«COMISION DE UN DELITO»
En la denuncia presentada por aquel sector interno de la UCR provincial, se plantea que «es dable suponer la comisión -por lo menos- de algún delito relacionado con la adulteración de documento público y suplantación de identidad». Y lamentaron que las supuestas irregularidades «envilecen el accionar de los órganos más importantes de la UCR Chubut», motivo por el cual dan a conocer el hecho.

Llegaron a plantear los radicales del Frach que no pretenden ser «cómplices» y por eso denuncian «acciones que desprestigian a todo el universo de afiliados y dirigentes de la UCR». Y hasta hicieron saber que la presidenta de la Convención, Jones de Green, «reconoció verbalmente, en forma telefónica, al vicepresidente, la existencia de irregularidades en las acreditaciones» y la existencia «de material probatorio de este accionar basado en registros fotográficos y declaraciones testimoniales de convencionales que no concurrieron a la Convención, cuyas identidades habrían sido usurpadas. Como también existe material fotográfico de individuos portando credenciales, sin ser convencionales».

Entendiendo entonces, que esas supuestas irregularidades envuelven a todo el partido, es que sostuvieron que «la existencia de convencionales irregulares invalida toda la actuación del órgano máximo de nuestro partido, convirtiendo sus decisiones en nulas de nulidad absoluta». 

PIDEN RENUNCIAS
El Frach exigió mediante el documento presentado y «por la ilegitimidad que rodea todo el desarrollo de la Convención, la renuncia inmediata de todas las autoridades que emergieron de ella».

Además piden «la renuncia al partido o, en su defecto, la expulsión de las autoras materiales del fraude con las identidades de los convencionales de Puerto Madryn, las afiliadas Vanesa Hansen y Silvana Castelnovo, como así también la inmediata separación de ambas de cualquier cargo que detenten dentro de la estructura partidaria o dependiente de ella».

De la misma manera solicitan «las sanciones que correspondan para aquellos afiliados que usurparon el cargo de convencional utilizando la identidad de otro». Además de reclamar «un llamado inminente al pleno de la Convención para subsanar la situación planteada. Llegar a esa Convención -en lo posible- con una lista de unidad y el compromiso de designación de una nueva Mesa de Conducción como así también del Tribunal de Conducta y de la Junta Electoral Provincial. También que sean ratificados los documentos y/o resoluciones surgidos en aquella instancia».

El Chubut

Publicar un comentario

 
Top