Cholila Online

 

La ministra de Relaciones Exteriores dijo hoy que las nuevas reglas asegurarían que los delincuentes sexuales no puedan viajar "a países vulnerables donde están fuera de la vista y alcance de la ley australiana".

El gobierno de Australia impulsa nuevas leyes que prohíban a condenados por pedofília viajar al extranjero, en un intento por acabar con el turismo sexual infantil.

En declaraciones a la CNN, la ministra de Relaciones Exteriores dijo hoy que las nuevas reglas asegurarían que los delincuentes sexuales no puedan viajar "a países vulnerables donde están fuera de la vista y alcance de la ley australiana".

La propuesta contempla que tanto los australianos, como los que tengan pasaporte del país y estén registrados en las listas como pederastas convictos, no podrán viajar al extranjero para evitar el turismo sexual de menores, que se da principalmente en los países del sudeste asiático.

"Australia está liderando el camino cuando se trata de proteger a los niños vulnerables en el extranjero", aseguró Bishop y advirtió 
que buscan que no prolifere el "creciente comercio de turismo sexual con niños".

Según informaron las autoridades, hay alrededor de 20.000 delincuentes sexuales infantiles registrados en Australia que han cumplido sus penas pero todavía están siendo supervisados, de los cuales casi 800 viajaron al extranjero en 2016 y más de un tercio lo hizo sin permiso.

"Este es el mayor golpe al turismo sexual que ha habido. Ningún país ha tomado una decisión tan fuerte sobre detener a estos ciudadanos a viajar por el mundo para abusar de niños sobre todo en países vulnerables", afirmó el ministro de Justicia australiano, Michael Keenan. 

"Sabemos que vamos a negar los pasaportes a alrededor de 20.000 personas que actualmente y alrededor de 2.500 serán añadidos cada año y seguiremos negándoles pasaportes mientras tengan la obligación de reportarse ante el Estado", agregó. 

UNICEF estima que dos millones de niños en todo el mundo se ven afectados por la explotación sexual cada año, y el comercio sexual infantil es de unos 20.000 millones de dólares anuales.

Publicar un comentario

 
Top