Cholila Online

 

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel, Antonio Osorio, respondió en FM Tiempo Esquel a las críticas del intendente Sergio Ongarato en su discurso ante el Concejo Deliberante. Pero fue mesurado e invitó al mandatario municipal a tomar un café y dialogar.

Dijo que siempre se espera en esos discursos que se transmita algo realmente importante, y recalcó que “no tenía nada que ver el tema del gremio”, además de afirmar que “considerábamos que había etapas superadas”.

Sorpresa

El dirigente –también secretario general de la CGT Regional- recordó que con el tarifazo del gas el año pasado, con el jefe comunal marcharon juntos por la ciudad. “Por eso nos llama la atención, porque ocurrieron cosas y veníamos trabajando juntos”.

Osorio admitió que no es fácil para un intendente gestionar en un contexto complicado y sugirió que es lamentable que Ongarato considere que el SOEME es una oposición política. “Tenemos muchas limitaciones para ser una oposición, y para eso están Chubut Somos Todos, el justicialismo y otros partidos”.

La gente

Para el titular del gremio municipal hay diferencias que se pueden dirimir dialogando o café de por medio, porque en un contexto complejo no sirve polemizar.

“Hay que pensar más en la gente y remar para el mismo lado; en Esquel hay comercios que se cierran y no se puede encontrar una matriz productiva para tener menos desocupados”, sostuvo. “Me duele lo del empleado municipal porque pasan intendentes y los trabajadores hacen lo que tienen que hacer”. Pidió más contención por la familia de cada uno.

Comentó que es necesario convocar a la Junta de Admisión y Disciplina, y se está demorando. “Es preocupante porque se toman decisiones por fuera de ese órgano”, al tiempo que rechazó que se ataque al SOEME en lugar de sentarse a hablar.

“Indefendible”

Osorio aseguró que “nuestro gremio defiende a los trabajadores, pero jamás defendemos lo indefendible”. Analizó que Ongarato tal vez tiene algo personal que “de mi parte no existe. Sabe cómo llamarme a hablar; nunca le levanté la mano a nadie”.

Luego se refirió a las expresiones del intendente en cuanto a que la planta de personal está sobrecargada: le reclamó coherencia, y preguntó “por qué cuando asumió hizo ingresar a 60 personas más”. Osorio estimó que cuando el gremio marca esas cuestiones, al Ejecutivo no le gusta.

Razonó el secretario general que si el mandatario municipal no quiere tener un interlocutor, y toma decisiones de manera unilateral, “no hay sentido democrático. No se puede censurar a quien piense diferente”.

Acerca de la legalidad del sindicato, indicó que durante 33 años fue reconocido por ordenanza, y en defensa de los trabajadores cuando se determina una medida de fuerza, ejercen un derecho constitucional.

Diálogo

Puntualizó que siempre buscan dialogar antes de llegar a una situación conflictiva e insistió con la necesidad de que se llame a la Junta de Admisión y Disciplina porque hay casos urgentes para resolver. “Queremos que se nos respete, se nos convoque a dialogar, y a seguir trabajando”.

Osorio expuso que aún no hay fecha para la primera reunión paritaria, que debe realizarse este mes.

“No tenemos un porcentaje a pedir en la cabeza; vamos a escuchar y saber cómo están los números. No tengo nada personal con nadie y el SOEME entiende que cuando no hay plata se hace lo que se puede”.

Adelante

Respecto de las declaraciones juradas que aún no presentó el Sindicato para que el municipio pueda descontar la cuota sindical y los préstamos que reciben los afiliados al SOEME, señaló que serán presentadas en la Delegación de la Secretaría de Trabajo.

Osorio concluyó que Ongarato lo puede llamar cuando quiera, para tomar un café si fuera posible, y charlar porque “es bueno que Esquel salga adelante”.

Resta saber si habrá más repercusiones del fuerte discurso de Ongarato en la apertura de las sesiones ordinarias.

Publicar un comentario

 
Top