Cholila Online

 

El republicano, quien se enfrentó a todo el establishment norteamericano y mundial, venció en cada uno de los tres estados más importantes de esta elección presidencial: Florida, Pensilvania y Ohio, y será el presidente número 45 de EE.UU. y el primero en que no ha ejercido puestos en el gobierno o tenido experiencia en las Fuerzas Armadas.

En una remontada espectacular, por lo menos con respecto a las encuestas, el magnate de las bienes raíces Donald Trump fue elegido esta noche presidente de Estados Unidos.

El republicano Trump, quien se enfrentó a todo el establishment, republicano y demócrata, venció en cada uno de los tres estados más importantes de esta elección presidencial: Florida, Pensilvania y Ohio. 

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton telefoneó a Trump para reconocer su derrota, después de que su presidente de campaña, John Podesta, había advertido que “aún quedaban votos por contar”. Trump será el presidente número 45 de EE.UU. y el primero en que no ha ejercido puestos en el gobierno o tenido experiencia en las Fuerzas Armadas.

Va a gobernar probablemente con una mayoría republicana en la Cámara baja y el Senado. Con varios de esos líderes, incluido el speaker Paul Ryan, ha tenido diferencias notables.

“Es tiempo de unirnos como un solo pueblo”, sostuvo Trump en su mensaje a sus seguidores, que esperaron largas horas por conocer el resultado.

El presidente electo de EE.UU. confirmó la llamada que le hizo Clinton y dijo que también le felicitó por su campaña. “Ella trabajó muy duro. Le debemos gratitud por su servicio al país”, sostuvo Trump, quien habló cerca de las 3:00 a.m. del miércoles.

Las victorias de Trump en Pensilvania, Wisconsin y Arizona terminaron por sellar su triunfo.

Trump, de 70 años, obtuvo por lo menos 288 de los 538 votos del colegio electoral.

En momentos en que estaba a un paso de la victoria, el presidente de la campaña de Clinton, John Podesta, se presentó al Jarvis Center de Nueva York para indicar que aún quedaban votos por contar y que no harían expresiones adicionales esta noche.
“Todavía estamos contando votos”, indicó Podesta. Luego, Clinton decidió telefonear a Clinton.

Las victorias de Trump en Florida, el gran botín de estas presidenciales, Carolina del Norte y Ohio le abrieron inicialmente la puerta a hacer quedar mal a las encuestas y analistas, que proyectaban un triunfo de Clinton.

A pesar de las intervenciones del director del FBI, James Comey, en la contienda, con respecto a los mensajes electrónicos oficiales de Clinton como secretaria de Estado, la candidata demócrata se mantuvo al frente en la gran mayoría de las encuestas.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top