Cholila Online

 


El oficialismo incorporó un agregado en el artículo 15 en el proyecto de ley de Presupuesto 2017, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, por la cual el Estado nacional condonará deudas de distribuidoras eléctricas con Cammesa por el precio mayorista de la energía, por más de 19.000 millones de pesos.


Entre las empresas beneficiadas figura EDENOR, propiedad del polémico magnate inglés Joe Lewis.

El presidente Mauricio Macri estuvo en la casa que el empresario tiene en El Bolsón, y utilizó su helicóptero privado para trasladarse desde Bariloche hacia Lago Escondido, lo que provocó innumerables críticas y una denuncia del diputado nacional Martín Doñate (PJ-FpV) por dádivas.

La propiedad de Lewis está en medio de otro conflicto por el paso público al Lago.

Además, existe un componente local, ya que el magnate está desarrollando una represa para generar energía eléctrica y aportarla al tendido nacional, lo que reportará ingresos a su empresa y una usina privada para solventar la demanda del emprendimiento en Lago Escondido.

Varias organizaciones ambientalistas, sociales, sindicales y políticas han solicitado al gobierno de Alberto Weretilneck que no apruebe la usina con la que, además, Lewis pretende venderle energía al municipio de El Bolsón.

Según publicó el diario Ámbito Financiero, por esa iniciativa, la administración Macri compensará a distribuidoras provinciales por el congelamiento de tarifas a que se comprometieron en 2014 y 2015 con el anterior Gobierno nacional, con la cancelación de deuda por la compra de energía.

La principal beneficiaria es EPEC, la empresa pública de Córdoba, que acumula una deuda de más de $5.400 millones por la energía, y aun cuando ya subió tarifas este año y proyecta un aumento del 29% para el próximo.

La situación es todavía más controvertida porque el artículo 15 reconoce la cancelación de deuda con Cammesa a distribuidoras “nacionales, provinciales y municipales”, lo que significa que también estarán beneficiadas Edenor y Edesur, que dependen de jurisdicción nacional. Este punto fue uno de los más cuestionados por la oposición en la sesión de Diputados.

Edenor y Edesur no tenían deuda hasta enero de este año y tuvieron un incremento en tarifas desde febrero. Durante el gobierno anterior, las dos firmas, que operan en Capital Federal y Gran Buenos Aires, compensaron lo que debían pagar a Cammesa con un subsidio directo desde marzo de 2015, que se sumó al uso de los fondos recaudados por castigos a los usuarios por el PUREE (Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica) que teóricamente debía recaudar el Estado.

Pero durante este año fueron sumando montos impagos con Cammesa: más de $1.200 millones en el caso de Edenor y unos $430 millones en Edesur a octubre. La primera en su informe del balance del tercer trimestre a la Bolsa explicó que tiene pérdida porque en dos jurisdicciones importantes de su área de concesión -La Matanza y Pilar- hubo amparos que impidieron la aplicación de los aumentos dispuestos en febrero y obligaron a devolver dinero a los usuarios, con lo que también justificaría la mayor deuda por la energía y la diferencia que tiene con Edesur en cuanto a deuda.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top