Cholila Online

 

Mauricio Macri convocó a los jefes comunales para pedirles “menos enfrentamiento y más consenso”. Acudieron los oficilialistas y los peronistas agrupados en los grupos Fénix y Esmeralda. Los kirchneristas no aceptaron el convite. El presidente les hablo diez minutos a 1872 intendentes de todo el país.

Macri Intendentes TecnópolisUn cuarto de hora duró el contacto ayer entre el Presidente y los intendentes en Tecnópolis, selfie incluida. Durante el encuentro anunciado en la previa como “histórico”, Macri les habló por el lapso de diez minutos reloj, que ocupó en insistir con la muletilla del “diálogo” y en pedirles “menos enfrentamiento y más consensos”. Antes, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, se encargó de enunciar la promesa de “una mayor descentralización de los recursos para los municipios”, el único punto que dejó algo conformes a los intendentes peronistas, mayoría entre los casi dos mil presentes. En balance, para ellos, dejó sabor a poco: “El Presidente consiguió lo que quería: una selfie con los intendentes. Nosotros no: fuimos a escuchar anuncios sobre políticas públicas y no escuchamos nada”, indicó a Página/12 el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, integrante del grupo Fénix, que acudió en pleno, al igual que el grupo “Esmeralda”. Las ausencias, notorias, las protagonizaron los intendentes referenciados con la ex presidenta Cristina Kirchner.

“Podemos ser parte del diálogo, de una foto importante, pero necesitamos soluciones concretas para nuestras ciudades y familias”, apuntó la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, en diálogo con AM750 y se ocupó de dejar en claro que la “foto” fue un gesto que esperan sea retribuído. “Si el diálogo es una mera dilatación de las soluciones, no sirve”, definió, y pidió al Gobierno “invertir en Salud, Educación y Seguridad”. En sintonía, el jefe comunal de San Martín, Gabriel Katopodis (grupo “Esmeralda”) opinó que “después de nueve meses, que sólo nos escuchen no alcanza”.

Pese al malestar posterior, los “Fénix” coincidieron en destacar la “gestualidad positiva” de la invitación. El Gobierno, por su parte, anotó su presencia y la del grueso de los intendentes peronistas, incluídos Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) del menos crítico “Esmeralda”, como un logro político. Casa Rosada difundió la selfie con ese espíritu y la acompañó con el número exacto de intendentes en Teconópolis: 1872 sobre un total de 2300 invitados.

Tras el discurso y la foto, los peronistas optaron por irse. Los únicos que permanecieron firmes hasta el final del encuentro fueron los radicales José Corral (Santa Fe) y Ramón Mestre (Córdoba), que compartieron con Frigerio una conferencia de prensa dos horas después de la partida del Presidente. “Nosotros planteamos que el federalismo llegue a los municipios, no sólo a las provincias”, dijo Mestre, quien mantiene un enfrentamiento por recursos con el gobernador Juan Schiaretti. Estuvieron también los macristas Martiniano Molina (Quilmes), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Jorge Macri (Vicente López).

El Presidente habló, en total, diez minutos. “Lo que hace la verdadera diferencia es la capacidad de inversión que tiene cada uno de sus gobiernos”, dijo en el único tramo de su discurso en el que no repitió los slogans de campaña y que los intendentes siguieron con atención y hasta aplaudieron. La frase sonó a promesa sobre un reparto de fondos para obras más equitativo entre los municipios, lo que subrayó más tarde: “Acá hay un gobierno que quiere trabajar codo a codo con cada gobernador e intendente, sin importar los colores políticos”, dijo. Más sintético, Frigerio concretó la idea en el discurso inaugural: “Es necesaria una mayor descentralización de los recursos para los municipios”, dijo.

El presidente también habló de “pobreza cero”, y pidió a los intendentes “caminar juntos” para alcanzar esa “meta” de su Gobierno. Magario le contestó después con el millón y medio de pobres que generó Cambiemos en apenas nueve meses, “producto de las políticas de este Gobierno”. “Los datos sobre la pobreza son más graves ahora que en diciembre”, recordó Sujarchuk, quien describió que la situación en el conurbano es “crítica y compleja”.

La amplitud de los que respondieron a la convocatoria resaltó las ausencias. Faltaron Jorge Capitanich (Resistencia), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Patricio Mussi (Berazategui), entre otros dirigentes cercanos a CFK. “Cada uno tendrá sus razones”, dijo otro intendente sobre los faltazos, “pero en el caso del Coqui, ¿para qué iba a atravesar toda la Argentina para oír un discurso de 10 minutos?”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top