Cholila Online

 


Por falta de recursos e insumos, podría finalizar sus actividades. Laura Perez, quien la preside, podría dar un paso al costado.

Durante la gestión pasada la Municipalidad de El Bolsón brindó a la Sociedad Protectora de Animales un monto de dinero anual para posibilitar la realización de campañas que ayuden al cuidado y control de los animales domésticos post del cuidado de las mascotas (perros y gatos). 

Ya en el año 2012 se solicitaba a los vecinos que, debido a la gran demanda de castraciones, aportaran con una colaboración para dicha intervención.

Sin embargo, ese sustento económico no sólo no creció sino que, en este último período, disminuyo en detrimento de la continuidad de la actividad.

“Es lamentable”, sostuvo Laura
El panorama se agravó a partir de la falta de remisión de fondos de la Municipalidad de El Bolsón. Anteriormente se enviaban $3500 por mes. 

“Fuimos a medioambiente a hablar con Inés. Quedó en llamarnos, pero no hay dinero”, explicó la presidenta de SPACA. 

Por otro lado, en la Municipalidad de El Hoyo tampoco se han realizado aportes. 

“Cada tanto nos paga una boleta de $2000 o $2500 de veterinario”, comentó. 

Asimismo, agregó que en el vecino municipio chubutense de El Hoyo, aseguró que cuando lleva una boleta de veterinario o de comida de $2000 o $2500, se paga recién a los dos meses, usualmente. 

Agregó además que en Lago Puelo nunca se hizo un aporte, a pesar de que se han requerido sus servicios.

“Nosotros tenemos gastos todos los días con perros lastimados abandonados que hay que curar y darles de comer, además de los ciento y pico que le damos de comer todos los días”, resaltaron desde SPACA.

Ante tal panorama, los integrantes de la asociación sin fines de lucro están sacando dinero de sus bolsillos para abonar los insumos urgentes.

“Si nos seguimos endeudando, no vamos a poder pagar a los proveedores. Hay comercios que nos ayudan esperándonos hasta que tengamos recursos”, explicó Laura.

No queremos dejar de hacer castraciones porque toda la semana tenemos entre 15 y 30 perras para castrar que significan miles de cachorros menos tirados en la vía pública.

“Yo voy a dar un paso al costado de ser necesario para buscar otras vías para alimentar a las mascotas que tengo”, afirmó.

Por otro lado, solicitó a la gente para que se acerquen a los municipios para requerir que la administración pública colabora con la entidad.

“No sé quién va a continuar. El día que dé un paso al costado, voy a cambiar mi número y mirar para otro lado como hizo mucha gente durante todo este tiempo”, dijo con bronca Laura.

“Estoy agradecida a la gente que nos da una bolsa de alimentos o ponen un aporte en las veterinarias”, concluyó.


El Bolsón Blog

Publicar un comentario en la entrada

 
Top