Cholila Online

 


Cada trabajador de Guilford recibirá una suma de $ 7.000 como paliativo en el marco del conflicto que les impide cobrar sus haberes. La coordinadora de Función Pública, Liliana Corso les informó sobre la decisión del intendente ayer en una asamblea. La suma “quedará atada a un eventual préstamo que se descontará directamente a la empresa y no al trabajador”, se explicó.

Luego de cumplidos los 14 días de lucha de los trabajadores textiles de Guilford y mientras nada resultó como esperaban durante la semana pese a las intensa serie de reuniones mantenidas, ayer se reiteraron las quemas de cubiertas en el barrio Industrial y frente a la planta de Km. 8 durante la mañana, además de la movilización callejera realizada por las calles céntricas, finalmente y durante la asamblea realizada alrededor de las 18 horas, llegó un respiro para las más de 270 familias afectadas por la falta de pago.

En el playón frente a la fábrica de Km. 8 se congregó la mayor parte de los trabajadores textiles y, con la presencia del secretario general Cipriano Ojeda, el sindicalista y diputado provincial Gustavo Fita, concejales y referentes municipales, llegó la novedad respecto a la intervención municipal que, por orden del intendente Carlos Linares, se hará cargo de un pago personalizado a cada trabajador de Guilford de 7.000 pesos, para “permitir que la comida no falte en la mesa de los obreros”, según anunció Liliana Corsso, coordinadora de Función Pública.
Previamente, Ojeda hizo un breve balance de las reuniones y reconoció el ánimo de desazón que se ha instalado en sus compañeros por no encontrarse ninguna solución empresaria a la difícil situación, lo que hace suponer un cierre definitivo de la empresa en nuestra ciudad pero, desde el lado positivo, informando sobre reuniones que se gestan desde el gobierno provincial para instalar una mesa negociadora con empresarios y funcionarios nacionales que permitan destrabar un financiamiento solicitado por Guilford.

En ese discurso, el secretario general del gremio textil hizo conocer el compromiso y la intervención de Linares en la problemática y la intención de que varios trabajadores municipales se mantengan operativos durante el fin de semana y sin tomarse el feriado largo, carguen individualmente a cada uno de los empleados de la fábrica para que “el martes, cada uno de ellos pueda cobrar por caja municipal, la suma de $ 7.000 que servirá de paliativo en la coyuntura”.

Precisamente la coordinadora, perteneciente a la Secretaría de Gobierno, fue quien realizó el anuncio oficial señalando que “se nos ha pedido acompañar a los trabajadores ya que el intendente dispuso que junto a otras compañeras, nos quedaremos a trabajar durante todo el fin de semana para que el martes todos ustedes puedan cobrar por ventanilla municipal, para que no haya descuento alguno a través de operatorias bancarias”.

La funcionaria aseguró que “el monto que se cobre, quedará atado a un eventual préstamo que se descontará directamente a la empresa y no al trabajador porque acá la que no cumple es precisamente la parte empresaria y nosotros lo único que tenemos que garantizar es la comida para la familia textil”, agregando que “es un gran gesto del intendente priorizar este pago y quizás demorar alguna obra pero no nos vamos a atrasar con la comida de los trabajadores, de ningún ciudadano de Comodoro Rivadavia”.

Crónica

Publicar un comentario en la entrada

 
Top