Cholila Online

 

El gobernador Das Neves y el intendente Maderna cortaron las cintas de una obra largamente esperado. El mandatario adelantó que "vamos a comenzar a inaugurar dos barrios de viviendas por domingo."

El gobernador Mario Das Neves y el intendente Adrián Maderna inauguraron este sábado en Trelew el edificio del jardín maternal municipal “Pichi Ayelén”, ubicado en el barrio Planta de Gas. 

Ubicado en las calles Padilla y Benito Fernández de esa populosa barriada, Das Neves y Maderna cortaron las cintas de las nuevas instalaciones adaptadas al cuidado de bebés y niños que demandaron una inversión millonaria.

El acto incluyó la proyección de un video narrando la historia del jardín maternal, además de la entrega de aportes para equipamiento por parte del Ministerio de Educación y de instrumentos adquiridos por la Fundación Banco del Chubut a la Orquesta del barrio INTA que interpretó música para acompañar la inauguración.

"No tengan la menor duda de que vamos a seguir inaugurando obras. Esto recién empieza", dijo el gobernador Das Neves, quien además adelantó que "vamos a empezar a inaugurar dos barrios de viviendas por domingo."

El jardín maternal, ubicado en el barrio Planta de Gas, inició sus actividades en 1989 cuando el intendente de la ciudad era Jorge Valentín Pitiot y el actual gobernador Das Neves era el secretario de Acción Social del municipio.

Durante la concurrida ceremonia, se proyectó un video institucional en el que se volcó parte de la historia del jardín “Pichi Ayelén” y las vicisitudes que debieron afrontar los docentes y alumnos, luego de que Camuzzi retirara el medidor por una gran pérdida de gas.

El funcionamiento del jardín maternal se trasladó a instalaciones cedidas por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y allí concurrían los niños, con un decaimiento de la matrícula del orden del 20 por ciento, hasta que el edificio cedido sufrió un incendio que causó daños irreparables y provocó la pérdida de todo el mobiliario y útiles del jardín.

En un muy emocionado discurso, Marcela Mangini describió parte de los inconvenientes que tuvieron que atravesar y agradeció al ex intendente de Trelew, Máximo Pérez Catán, quien anunció en su momento la construcción del jardín en el mismo predio.

“Allí nuestro sueño comienza a hacerse realidad”, manifestó a los presentes la coordinadora del jardín maternal, quien también agradeció al actual intendente de Trelew que le dio continuidad a la ejecución del proyecto de obra.

El jardín cuenta con una superficie cubierta de 441 metros cuadrados que se distribuyen de la siguiente manera: hall de acceso, un aula para lactantes, un aula de niños de 1 año, un aula de niños de 2 años, con baño; un aula de niños de 3 años, también con baño, depósito y cocina.

Se completa el edificio con las oficinas de la Dirección, Administración, Sala de Docentes, baño para  docentes y baño público.

El gobernador Das Neves y el intendente Maderna participaron, además, en la construcción de un recuerdo para el jardín maternal, dejando sus huellas.

La finalización del acto se produjo con la ejecución de dos canciones por parte de los integrantes de la Orquesta abierta del Barrio INTA, bajo la dirección de Mariana Navarro y Darío Del Fabbro.

EMOTIVAS PALABRAS

La coordinadora del jardín maternal “Pichi Ayelén”, Marcela Mangini, se dirigió a los presentes y dijo que es “un orgullo compartir este momento con el gobernador y el intendente”, a la vez que advirtió que “si no te atrevés a soñar, nunca sabrás lo que hay detrás de los sueños”.

“Y nosotras nos atrevimos a soñar. Somos un equipo y aún separadas continuamos unidas por una causa, y mucha gente se unió en este objetivo, nos acompañó y fueron nuestros pilares. Las seños, auxiliares, personal de maestranza, coordinadoras y las familias”, expresó.

Mangini agradeció a aquellas personas que dejaron “huellas imborrables, porque lo más satisfactorio es seguir el crecimiento de los pequeños” y mencionó a Gabriela Villaverde, Nélida Sánchez, y al Sindicato de Empleados Judiciales, padrinos de la institución.

También hizo extensivo el agradecimiento a las familias de los niños, a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a las mamás Adriana y Renata, a las coordinadoras de los otros seis jardines maternales, a Teresa Quiroga, la doctora Ferreyra, Irma Malbárez y al personal del comedor comunitario del barrio Planta de Gas.

Mangini mencionó que eligieron la canción “Volver a empezar”, de Alejandro Lerner, como una guía y la parafraseó: “Volver a empezar que no termina el juego, queda mucho por andar. Que mañana será un día nuevo bajo el sol. Volver a empezar”.

“Muchas personas pueden no entender nuestro sentido de pertenencia, muchos pueden no entender que queríamos seguir en esta institución, y quizás tampoco entiendan lo que significa que un sueño se haga realidad. Un sueño que no es para nosotras, es para las familias y pequeñitos”, afirmó.

Por último, sostuvo la docente que “nada es fácil, pero quién dijo que lo fácil es lo mejor” y acudió a una frase de Pitágoras para cerrar: “Educa a los niños, y no será necesario castigar a los hombres”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top