Cholila Online

 

Lo adelantó la jueza de Trelew, Ivana González, quien destacó el trabajo realizado por la Brigada de Investigaciones. No descartó que a futuro el caso se tramite como trata de personas. Hay dos menores que faltan de su hogar, lo que indicaría una red organizada y con ramificaciones regionales.

La causa por facilitación y promoción de la prostitución infantil que impulsa la fiscal Silvia Pereira y en la que hasta el momento se logró rescatar a cinco niñas y se detuvo a cuatro hombres, terminaría a futuro en la Justicia Federal, según reconoció Ivana González, jueza penal de Trelew.

González dijo en el programa “Con Cierto Sentido” que se emite los jueves por la señal de Canal 3, que “ya desde principios de abril le notamos visos de federalidad a la cuestión, concretamente trata de personas, por datos objetivos y no por conjeturas”.

“Se viene investigando a niñas que están aquí, que han sido víctimas de facilitación de la prostitución agravada por  tratarse de menores de edad y en modalidad de delito continuado, es gravísima la imputación”, dijo, y agregó que en todos los casos se trata de niñas “en una situación de extrema vulnerabilidad”.

La jueza explicó que las denuncias fueron realizadas por los asesores de menores, que son los que “verifican las faltantes y hay concretamente dos menores que nos faltan, que son nuestras, que son de Chubut y nos faltan del hogar; esto es lo que da al caso la seria posibilidad de que se trate de algo más allá del caso concreto y que pueda tener que ver con lo que es una red de trata”.
Frágiles y maleables

González destacó la labor de la Brigada de Investigaciones. “Ha sido lo que yo llamo un trabajo hormiga, brillante, excelente”, indicó la jueza, quien confirmó que las víctimas comparten un mismo perfil, “todas estuvieron en el hogar, todas han estado en contacto con las mismas personas que hoy tengo oficialmente detenidas, todas en situación de extrema pobreza a las que les ofrecen tragos, comida, alojamiento y pegamento a cambio de favores sexuales”.

Las niñas tienen menos de 16 años y varias de ellas fueron fotografiadas con los detenidos en el boliche “Mil Demonios” de Rawson, donde se detectó a una niña de 11 años.
“Espanta”

“Lo que más espanta del caso en particular, más allá de su situación de indigencia, de pobreza, es que tienen una severa adicción a una sustancia – tolueno-, que las hace absolutamente frágiles y maleables en un ciento por ciento a la libido desviada de estas personas que les ofrecen lo que necesitan a cambio de accederlas carnalmente”, dijo la jueza.

En cuanto al posible pase de la causa al ámbito federal,  la magistrada sostuvo que el caso tiene “muchos matices federales, en especial por la forma de la comisión de los delitos. Con muy buena lealtad procesal, con suficiente tiempo, le hemos avisado al fiscal federal sobre la posibilidad de remitir estas actuaciones” y agregó que si hasta el momento esa situación no se ha concretado y el caso sigue en el ámbito de la justicia ordinaria “ha sido para dejar una causa armada, prolija, serie y con todo lo que está a nuestro alcance”.

Mucha movilidad

La jueza penal de garantías fue consultada sobre las cuatro personas detenidas e imputadas en la causa y en ese sentido afirmó que se trata de personas “que tienen mucha movilidad, no se trata de que sean de aquí o no sean de aquí, hay una movilidad concreta” y esos movimientos surgen de los dichos de los propios imputados durante las escuchas que fueron autorizadas por la propia jueza.

En esas conversaciones los detenidos mantenían contacto directo con las menores y en ellas habría alusiones específicas a la provisión de estas drogas, posibilidades de viajes, pasajes, etcétera. Se comprobó la presencia esporádica de un imputado, ya que realizaba tareas en un campo a unos 500 kilómetros de Trelew.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top