Cholila Online

 

Una crisis económica  se define como: “el momento en el cual la economía presenta indicadores negativos, con contracción de las actividades, altos niveles de desempleo y aumento de la pobreza”. 

Esto es técnicamente por lo que está atravesando tanto la Provincia como la Nación, y donde los hombres de dudosa moral hacen negocios espurios medrando con la necesidad ajena.

Esto se puede ver con la vileza con que actúan  algunos funcionarios públicos a costa de cualquier cosa.

Dicen los que saben, que un encumbrado dirigente del gobierno, se quedó con dinero y no la repartió.

Parece ser que alego que el gobierno anterior había roto todos los electrodomésticos, cuando era falso, e hizo cambiar todos los enseres de las casas oficiales.  

Una burda maniobra para que con un conocido comerciante de Rawson repusieran  los electrodomésticos que nunca se habían roto.

Como es de suponer esas compras tenían un importante sobreprecio,  las bolsas de Josesito Lopez se trasladaron a la provincia de Chubut y algunos funcionarios y ex funcionarios de este gobierno.

¿Será por eso que el gobernador pidió una rendición de cuentas a cada uno de los ministerios?

Como dice el dicho cuando el gato no está los ratones bailan, da la impresión que el gobernador intentó poner orden en una casa desordenada.

La cuestión que este funcionario, le podría caber medio código penal, entre los que presuntamente se encontraría enriquecimiento ilícito, tráfico de influencia, etc.

Ahora bien, ¿cuál fue el enojo del gobernador?, que el hombre que normalmente se presenta en las licitaciones de esas características, fue a reclamar a casa de gobierno (vendedor de muebles), increpando al propio gobernador porque no se hizo la licitación pública, sino concurso privado de precios a pesar de los montos.

Esto desató la cólera del gobernador cuando se enteró como se había realizado las compras, y que el rubro del proveedor del estado no tenía absolutamente nada que ver con el rubro que debería tener la compra, algo así como que le compraban televisores a un tipo que vende latas de tomate.

Según fuentes del propio Ministerio de Economía muchos de los expedientes de compras realizado por este funcionario público, fueron observados pero eso no inhibió la operación según las mismas fuentes consultadas.

Algunos agregaron además que se compró auto, camioneta una casa al lado de la que ya poseía,  construyendo  una pileta que nada tiene que envidiarle a la de los juegos olímpicos incluso en su iluminación.

A pesar de que el gobernador no lo saco del gobierno, alegando incluso la palabra traición,  de todos modos este funcionario se habría ido conforme por su nueva condición social.

Así está el Gobierno Provincial que se mueve entre las internas y los pungistas de toda laya.

Con problemas de toda índole, ahora todos se atreven, un importante empresario de la construcción se presentó a casa de gobierno totalmente enajenado incluso gritándole al propio gobernador, porque le habían prometido que el Gobierno iba a empezar en forma inminente con la obra pública y se embarcó en una importante inversión que con el desbarajuste económico se le hace difícil pagar.

Jaqueado por dar respuestas a la sociedad y sobre todo pagar los sueldos que no es un tema menor, porque de no poder pagar los sueldos se rompería la cadena de pagos con todo lo que implica, su estado de salud, empresarios que exigen, puja por la apertura de las paritarias, paros, etc.
El pragmatismo ya no se sabe si le dará los resultados de antaño.

Chuparle las medias a Macri no creo que le sirva demasiado, porque si el gobierno hace un adelanto de coparticipación se lo va a cobrar con el empréstito provincial, no habrá ni olvido ni perdón.

Tampoco, culpar a otros parecería ser la clave de la gobernabilidad.
Encima con la complicación del caso PAE.

El caso es que si la SEC le entregara a la justicia argentina pruebas suficientes sobre las coimas pagadas en el 2007 para que PAE obtuviera del gobierno de Chubut una prórroga de la concesión por 30 años,  el gobernador podría ser procesado no solo él, sino otras figuras de la primera línea empresaria. Por ejemplo, el ex ministro del interior de Carlos Menem, José Luis Manzano, que habría tenido activa participación en la triangulación de las gigantescas comisiones pagadas por PAE.

El tiempo es un juez tan sabio, que no sentencia de inmediato, pero al final da la razón a quién la tiene.

Columnista Guillermo Bitcoin

Publicar un comentario en la entrada

 
Top