Cholila Online

 

Se llama Gonzalo Landero. Es bombero y policía. “No pienso, sólo actúo”, dice. El sábado pasado evitó que una mujer se arrojara al río.

Landero, un joven de corazón. .

“Por cuarta vez tuve la suerte de salvar una persona”. Así comienza el diálogo con un hombre sencillo, con clara vocación de servicio.

El sábado pasado a la noche, Gonzalo se enteró de que una mujer había ido a arrojarse al río Chubut. Sin dudarlo, fue rápidamente con su vehículo hasta el puente. Allí la encontró, en la baranda del lado del río lista para realizar su cometido.

“El sábado en horas de la noche, me avisan que una persona se había ausentado del lugar donde estaba con el marido, y que en otras oportunidades había querido quitarse la vida yendo a la zona del río Chubut”, comentó.

Explicó que “generalmente la gente que tiene problemas suele ir a la zona del puente. Yo estaba trabajando y al escuchar por equipo de radio la solicitud de ayuda, me dirijo al puente y logré visualizar a la persona que habían descripto”.

“La mujer estaba apostada en uno de los laterales del borde del puente, del lado de afuera, agarrada sobre las barandas con la intención de quitarse la vida. Al verla, doy aviso y paso el puente porque no quise estacionar en el medio por miedo a que me lleve un vehículo y también para no alertar a la señora”, comentó.

Landero continuó contando que se acercó despacio y justo cuando decidió arrojarse al agua, la alcanzó a agarrar. “Llegué justo porque se decidió tirar y la alcancé a agarrar cuando ya se había soltado de la baranda”, manifestó.

Al ser consultado qué le pasa por la cabeza en un momento así contestó: “No se piensa, se actúa directamente. En mi caso no es la primera vez, es la cuarta vez que logro salvar una vida en situaciones inesperadas”.

Gonzalo recordó las anteriores veces que intervino para salvar una vida. “La primera vez fue en septiembre de 2011. Allí a las 11 de la noche logré salvar una vida en cercanías al barrio General Valle. Luego, en el Puente del Poeta, un 9 de agosto. Eran las 6 de la mañana cuando avisan unos compañeros que una persona se quería arrojar al río”. 

“Me dirijo hacia el lugar a prestar apoyo y la persona ya se había arrojado al río. Ahí directamente me tiré y logré salvarla. Finalmente, la tercera vez fue nuevamente en el Puente del Poeta donde logro que la persona desista de su accionar”, especificó sobre las anteriores intervenciones en hechos similares al ocurrido el sábado pasado.#

Diario Jornada

Publicar un comentario en la entrada

 
Top