Cholila Online

 

Entrevista a Mariano Arcioni, vicegobernador de Chubut.

“Chubut no solamente es la capital, es una sola provincia y tenemos que tratar de estar en todos lados”.

El vicegobernador Mariano Arcioni resalta el trabajo en territorio como herramienta de construcción. Y plantea el criterio de igualdad entre las distintas ciudades chubutenses. “Institucionalmente se ha avanzado muchísimo sobre todo en la relación con los tres poderes del Estado”. Reconoce la apertura que se plantea en la Legislatura con madurez política por sobre los “partidismos” poniendo a los chubutenses “por encima” de las discusiones.

¿Considera que los kilómetros recorridos en los últimos meses equivalen a “capital político” y a presencia territorial efectiva?

- Lo veo como una presencia importante. Es algo que uno siempre lo dijo durante la campaña. Siempre tenemos que estar y siempre tenemos que volver. Las instrucciones que nos imparte el seños gobernador es que cada uno de los siete días de la semana haya un representante de alguna área de los ministerios en terreno. Justamente para poder recabar información y agilizar, sobre todo, lo que son los tiempos burocráticos del Estado; que se puedan llevar cosas para gestionar en Rawson. Chubut no solamente es la capital, es una sola provincia y tenemos que tratar de estar en todos lados.

Respecto a la discusión respecto al 15 por ciento parece difícil acordar o establecer puentes, ¿Entiende que es una cuestión de regionalismo solamente?

- Por ahí hay ciertos políticos que quieren hacer hincapié y subrayar eso del regionalismo. Zona sur y zona norte; Valle y Cordillera y demás. Yo no lo veo así. Trabajamos para que no existan esos regionalismos. Está demostrado a las claras que Mario Das Neves con presencia y cantidad de obras que se han gestionado, las que firmó para Comodoro Rivadavia como el Camino de Circunvalación, el Aeropuerto que estaba fuera del presupuesto y fue reincorporado como la Ampliación y Refacción del Puerto. Son obras muy importantes. Tampoco quiero dejar de mencionar lo que es en Salud Pública, donde se dejó licitada en el 2011 la Ampliación del Hospital Alvear y lo primero que hizo en ésta gestión, su primer acto de gobierno fue retomarla. Ya a fines de año estará finalizada.

¿Cuál es la principal demanda que usted nota o percibe desde las instituciones, clubes y la ciudadanía misma ?

- En general lo que uno recepciona de las instituciones es la falta de acompañamiento que se ha tenido por parte del Estado en estos últimos años y, sobre todas las cosas, en lo que hace a obras de infraestructura. Los clubes cumplen una función social muy importante sobre todo en la contención para los chicos. Y eso no quiere decir que se tenga el deber o la obligación de suplir al Estado. Por eso mismo hay que estar presente y acompañar ese rol social que es tan importante. Hay muchos clubes de barrio que hacen una gran tarea, ad honorem, delegando compromisos familiares los fines de semana para abocarse al cuidado y entretenimiento de los chicos. Es muy loable. De ahí el compromiso que uno se forma para poder ayudarlos.

En lo personal. ¿cómo toma los elogios del gobernador que ha destacado su capacidad de trabajo durante éste reemplazo en el que tocó asumir?

- Siempre, cuando recibe el elogio de la figura como Das Neves, ya sea como gobernador o político, se siente orgullo y satisfacción. Permite determinar que no estamos haciendo las cosas tan mal sino que se están haciendo bien. Uno no hace otra cosa que hacer lo que nos exige la gestión.

¿Qué es lo que viene en materia de gestión?¿Estamos transitando una etapa de consolidación del proyecto?¿Hacia dónde se apunta?

- El proyecto ya está consolidado. Institucionalmente se ha avanzado muchísimo sobre todo en la relación con los tres poderes del Estado. El Legislativo hoy está coherente y muy maduro, cuando se plantean debates se hace con mucho fundamento al margen de que la Legislatura es el lugar natural en el que uno va a discutir públicamente las ideas. Hoy se dejó atrás lo que fue el comienzo de la gestión sobre todo en el receso, cuando hubo mucha actividad por las sesiones extraordinarias y demás. Entre ellas se aprobó la Ley de Emergencia Económica, Financiera y Administrativa que hoy nuevamente quieren volver a retocar. Ese 15 por ciento en su momento no tuvo el acompañamiento de los legisladores como tampoco de muchos intendentes de las localidades más importantes. Hoy estamos proyectándonos para poder dar respuestas sobre todo en infraestructura y obra pública. Por eso es tan importante que no se autorice ese porcentaje para que los municipios lo destinen a gastos corrientes o pago de deudas ya que ese dinero está destinado a obra pública que, a su vez, genera mano de obra genuina y beneficia indirectamente a la economía.

¿Cómo define su trabajo en la Legislatura?

- Hay una sensatez de parte de los miembros que componen la Cámara de Diputados. Se entendió lo que uno estaba solicitando al comienzo de la gestión en cuanto a la madurez política, que se dejen de lado los partidismos y se considere a los chubutenses por encima de todo. Es lógico que se discuta y haya tensiones. Eso es beneficioso porque hay una comunidad política muy variada. A la larga, los verticalismos son malos.

Esta discusión de porcentajes tiene que ver con responder ante los manejos económicos que ha realizado cada municipio. ¿Se pretende que en general se replantee hacia números “más finos”?

- Todo quedó expuesto en el pago de aguinaldos. Hubo municipios que no pudieron hacer frente al mismo y fue el Gobierno provincial quien salió a ayudarlos con un adelanto de coparticipación a pesar de la situación financiera en la que se encuentra Chubut. Se apoyó a los municipios y se les pidió que vayan afinando el lápiz y reordenando prioridades con un orden interno.

¿Qué tan importante puede resultar éste flujo de dinero que se viene a partir de la colocación de bonos en el exterior para poder darle oxígeno a la Provincia y poder seguir avanzando en proyectos?

- Es muy importante. Hay una misión en el exterior para poder ubicar esa deuda y poder traer los fondos y la liquidez que tanto nos hace falta. Hay una deuda de diciembre hacia atrás cercana a los 12 millones de pesos y ese dinero nos permitirá reactivar muchísimas obras que estuvieron paradas como también reordenar y hacer frente a la Salud Pública. El gobernador ya anunció una licitación por 25 millones para la compra de medicamentos, la segunda que se hace con recursos propios. Si esto se logra de manera ordenada, transparente y honesta con una inyección de dinero se podrán hacer muchas cosas más.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top