Cholila Online

 

Más de 300 personas repudiaron ayer por la tarde, en la plaza de la Escuela 83 y luego por la calle San Martín, el tarifazo al gas y otros servicios públicos. En la concentración también se juntaron firmas para impulsar una ley por la cual se establezca una tarifa diferencial al gas en la zona patagónica. Se cuestionó también la política económica del Gobierno nacional.

Convocados por distintas organizaciones sociales y políticas, más de 300 ciudadanos participaron ayer, bajo la lluvia, de la concentración y cacerolazo en repudio al tarifazo al gas y otros servicios públicos ya que en esta ciudad al eje convocante nacional se le sumaron el tarifazo que también se aplicó en la energía eléctrica y el aumento que se proyecta implementar en el boleto del transporte urbano.

Pese al frío y la lluvia, los vecinos se acercaron ayer a la plaza, algunos con banderas políticas, pero la mayoría con carteles identificatorios de sus barrios, banderas argentinas, pancartas con las que repudiaron el tarifazo, y muchos de ellos con cacerolas, pavas, jarros u otros elementos de metal con los que, golpe y percusión mediante, hicieron oír su reclamo y descontento.

FIRMAS, HIMNO Y CORTE 

Desde las 19, los integrantes de la Multisectorial en Defensa del Trabajo comenzaron la recolección de firmas para avalar un proyecto de ley por el que se impulsa la creación de la tarifa diferencial del gas en la Patagonia, que será presentado en el Congreso una vez que se reúnan los 200.000 apoyos que se están buscando en toda la región.

A las 20, la hora señalada para la convocatoria, los vecinos comenzaron a llegar en importante número. Las primeras banderas que se vieron fueron las del Partido Socialista de los Trabajadores Unificados (PSTU), luego algunas vinculadas al PJ y Frente para la Victoria, pero quedaron tapadas por las argentinas, y los carteles del Fuchs, Fontana, Palazzo, Fracción 14, y otros barrios que estuvieron representados por sus vecinalistas.

El cartel con la imagen del ministro de Energía de Nación, Juan José Aranguren, con el claro mensaje y la letra de Américo "y te vas, te vas, te vas", también estuvo presente en la plaza de la Escuela 83, junto con otro que resumía todos los tarifazos aplicados en estos últimos meses: 31% al combustible, 400% al gas, 50% electricidad, 70% transporte, 42% a los alimentos, 39% en salud, 40% en alquileres y 300% en teléfonos celulares.

Mientras la gente se manifestaba, los automovilistas que circulaban por la San Martín adherían a la protesta con sus bocinazos, que era otro de los pedidos de la convocatoria, que estuvo asentada en el reclamo contra el tarifazo y un "ruidazo contra el ajuste".

Ya con la lluvia cayendo, los vecinos decidieron, al ritmo de los tambores, cacerolazos y silbatos, cortar por algunos minutos la San Martín, primero por completo, pero luego para no complicar la circulación bloquearon los primeros dos carriles, dejando uno libre para el paso de los automovilistas.
La concentración, que no tuvo ni conductores ni discursos, concluyó cerca de las 21 con una improvisada entonación del himno nacional, a capela, bajo la lluvia, y a voz de cuello.

CAMUZZI REFACTURA
Camuzzi Gas del Sur informó ayer que "en los próximos días se dará comienzo a la facturación y correspondiente distribución de las facturas del servicio, en un todo de acuerdo a lo dispuesto por la Justicia en todas aquellas ciudades alcanzadas por medidas judiciales".

La prestadora también indicó: "todas las facturas que comiencen a recibir los usuarios, a partir de este momento, corresponden a facturas nuevas y vigentes para su correspondiente cancelación. A los efectos de garantizar que este proceso de facturación no genere inconvenientes en los usuarios, se han tenido en cuenta los plazos y vencimientos y sus respectivas adecuaciones".

Luego de solicitar a los usuarios que no concurran a sus oficinas comerciales, Camuzzi adelantó que para aquellas ciudades "que no han sido alcanzadas por medidas judiciales, la facturación continuará momentáneamente suspendida".

En la provincia de Chubut, pese a lo anunciado por el Gobierno nacional, continúan firmes las medidas de amparo que frenaron cualquier actualización tarifaria por encima de las que se pagaban antes del 31 de marzo. Es decir que las únicas boletas que en Chubut deberán pagarse son aquellas que lleguen con los valores previos al tarifazo.

El Patagonico

Publicar un comentario en la entrada

 
Top