Cholila Online

 


Cuando lo nuevo o diferente se asoma a estructuras políticas con prácticas viciadas por la corrupción y la irregularidad, genera resistencia de todo tipo. Las manifestaciones del Máximo mandatario provincial hacia la figura del Comunicador de esta página web, responden a un claro brote de resistencia que sólo busca desautorizar la veracidad de la información publicada en la página, desviando el foco hacia la persona y no sobre los datos publicados.

Al parecer, sólo la información que es publicada en medios tradicionales y que responden a los mandatos o lineamientos de Don Mario, pueden llegar a ser tomadas por la justicia para iniciar una investigación y establecer las diferentes maniobras que realizan funcionarios del Estado para desvíar fondos públicos. La cosa pública, es un bien del pueblo, por lo tanto cualquier persona puede intervenir cuando descubre maniobras oscuras y denunciar.

Las actitudes verborrágicas, autoritarias y poco cuidadas de quien es hoy gobernador, sólo ponen de manifiesto qué tipo de políticas y de políticos se siembran desde lo más alto de la estructura del Estado provincial. Evitar asociar política con corrupción, se ha vuelto una tarea difícil de materializar por estos días, y al parecer es un tema que ningún funcionario provincial elige tocar, al menos por ahora.  

No tener en cuenta la investidura de funcionario, y utilizar ese lugar para desautorizar a periodistas o comunicadores que realizan trabajos de investigación y los exponen mediáticamente, es una práctica que atenta contra la libertad de prensa y el libre pensamiento. El peso que tiene la categoría gobernador y los recursos económicos que maneja lo ponen en una condición desigual ante cualquier ciudadano de esta provincia que descubre hechos de corrupción y los denuncia.Teniendo en cuenta todo esto, atacar a las nuevas generaciones que buscan un espacio en el plano político, o que utilizan un sitio web para denunciar las cosas que no se publican en los medios tradicionales, es una actitud de cobardes. 

El libre albedrío, es un precepto que incluye cambiar de opinión, modificar un estilo de vida y por supuesto elegir un camino. Las constantes contradicciones discursivas del mandatario son grotescas. Los ataques hacia la persona de Leonardo Rocha y la del comunicador de esta página, tienen la clara intención de destruir y atacar la vida personal y familiar. Si existe un manto de oscuridad sobre quienes menciona, por su condición de funcionario tiene la obligación de concretar una acción institucional para que la justicia investigue, sino es así, solo alimenta el juego que cuestiona.

Paradójicamente fue el propio Das Neves el que le adjudicó el rótulo de destructor a Rocha; pero las manifestaciones del “gober”, sin ninguna duda ponen en evidencia que las aspiraciones del joven parecen preocuparlo, tal vez la escasez de cuadros políticos en sus filas le quita el sueño, y vaticina el fin de un proyecto político. Una lógica de pensamiento similar se puede estimar que aplicó sobre el comunicador de esta página, ya que puso en evidencia su necesidad de salir a desautorizar el sitio online, cargando las tintas sobre la persona y no sobre los datos publicados. Lo cierto es que parece que los números de lectores que capitaliza el espacio web, están rindiendo frutos y eso es algo que preocupa al máximo mandatario.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top