Cholila Online

 


Una banda, presumiblemente de Bariloche, integrada por tres hombres armados protagonizó ayer varios asaltos en Lago Puelo y El Hoyo, para luego huir hacia el norte por la ruta nacional 40, donde también dejaron abandonado un auto robado a un chacarero de la zona.

Según lo reconstruido hasta el momento por la policía, el primer hecho delictivo ocurrió a las 16.30 cuando dichos sujetos ingresaron a la despensa Los Pinos, del paraje Entre Ríos, ejido de Lago Puelo, donde sorprendieron a la propietaria Alicia Oteiza para llevarse $500 y un teléfono celular.

Desde allí, se dirigieron hasta el callejón de los Pioneros, de El Hoyo, donde ingresaron a la chacra de Horacio “Tucho” Batiuk -pasadas las 20-, a quien golpearon para exigirle la entrega de dólares supuestamente provenientes de la venta de un inmueble. Como la víctima les negaba contar con ese dinero, la emprendieron contra su madre, de más de 80 años, a quien también le pegaron. Finalmente obtuvieron un botín de 600 dolares y unos mil pesos, además de llevarse un Peugeot 308 nuevo del productor agropecuario. Antes de irse, después de permanecer una hora y media, dejaron atados con alambre a los moradores.

Anduvieron no más de 2 kilómetros e ingresaron al caso urbano de El Hoyo, por la calle Boysemberry, donde adviertieron que a esa hora (21.40), todavía estaba abierta la panadería “Santi”. Allí bajaron los tres, pistola en mano, y amedrentaron a la propietaria y a la empleada, que estaban amasando las facturas para la jornada del viernes.

Las obligaron a tirarse al piso, pidiéndoles que no los miren. Se terminaron llevando la poca recaudación del día y un teléfono móvil. Antes de irse, dos se comieron un churro y el restante un cañoncito de dulce de leche.

En este caso, las víctimas contaron que “escaparon corriendo hacia la plaza Primeros Pobladores”, donde en la oscuridad habían dejado escondidos el auto en que se movilizaban y el otro robado.

A pesar del operativo cerrojo que se montó de inmediato, con el concurso de las restantes comisarías de la región, incluida la rionegrina, el grupo armado se las ingenió para pasar los controles interprovinciales (posiblemente a través de caminos alternativos) y emprender la huida hacia San Carlos de Bariloche.

Minutos más tarde, a las 22.30, el vehículo quitado a Batiuk fue encontrado abandonado en el paraje Los Repollos, a unos 20 km al norte de El Bolsón.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top