Cholila Online

 


El aspirante presidencial conservador Donald Trump aseguró ayer que, si no resulta electo en noviembre, la Corte Suprema podría transformar Estados Unidos de una forma “nunca vista” y convertirlo en algo parecido a Argentina o Venezuela.

Durante una entrevista a la red de TV CNBC, Trump dijo que el futuro presidente estadounidense deberá escoger varios jueces de la máxima corte del país y, por lo tanto, cambiará el país para siempre.

“Este país será totalmente diferente. Este país será Argentina, será algo muy diferente de lo que es ahora. Será Venezuela. No tenemos idea de lo que está ocurriendo en la Corte Suprema”, dijo el único aspirante en carrera por la nominación presidencial del Partido Republicano.

El súbito fallecimiento del juez Antonin Scalia en febrero dejó a la Corte Suprema estadounidense con un número par de jueces, ocho, de los nueve que debe tener de acuerdo con sus estatutos.

El presidente Barack Obama designó al juez Merrick Garland para ese puesto, pero el Senado se niega de forma terminante a discutir ese nombramiento alegando que es un año electoral.

De acuerdo con analistas consultados por periódicos como The Washington Post y The New York Times, el juez Garland es considerado un moderado y por ello había sido incluido previamente en la lista de Obama sobre candidatos a un asiento en la Suprema Corte.

“Puedo decirles que si no gano las elecciones habrá más gente como la que ha sido puesta ahí en los últimos años, y tendremos una Suprema Corte que cambiará este país en un nivel nunca visto”, dijo Trump a CNBC.

El presidente que sustituya a Obama en la Casa Blanca, añadió, “tendrá que escoger quizá cuatro, posiblemente cinco nuevos jueces”.

Trump se convirtió el miércoles en el único aspirante del Partido Republicano en carrera por la Casa Blanca, y deberá ser formalmente nominado candidato presidencial en la convención partidaria prevista para julio.

Pero en su carrera hacia la Casa Blanca está lejos de ser cómoda. Ayer dos referentes republicanos advirtieron que no apoyarán al polémico magnate.

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, se niega a apoyar a Trump como nominado presidencial republicano.

Ryan, el republicano con el cargo de mayor rango en la actualidad, realizó el impactante anuncio en el programa “The Lead’’, de CNN.

Por su parte, los Bush, la familia republicana más prominente de Estados Unidos, declinaron apoyar la candidatura de Trump para presidente, dando al eventual candidato un revés en sus esfuerzos por unir al fracturado partido.

Los expresidentes George W. Bush y George H. W. Bush dijeron a través de sus oficinas que se quedarían al margen durante este ciclo.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top