Cholila Online

 

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La abogada defensora de Facundo Jones Huala, Sonia Ivanoff, confirmó que en Argentina al activista “se lo acusa de usurpación y abigeato”. Sin embargo, planteó que “no correspondería la prisión preventiva por 60 días, ya que el resto de los detenidos recuperaron la libertad”. A su vez, la abogada cuestionó la violencia del procedimiento donde “las carpas fueron totalmente rotas, no sólo se secuestraron algunos elementos de la comunidad, sino que se llevaron documentación. Fue más allá porque parece que lo ideológicamente distinto parece ser un delito”.

“Producto de la orden de allanamiento para identificar a las personas que estaban en el predio, se concluyó con la detención de siete personas, entre ellas la de Francisco Jones Huala”, recordó Ivanoff en diálogo con La Cien Punto Uno.

Además, indicó que “producto de este allanamiento y detención se produce el secuestro de carne fresca por lo cual se agrega a la causa de usurpación, abigeato agravado”.

En este marco, sostuvo que “la interrupción en el territorio se hizo de forma nocturna donde todos estaban durmiendo”. Y agregó que “además se detiene a 7 personas, una mujer y cuatro niños incluso un bebé al que tuvieron que cambiarle los pañales a la intemperie”.

Sobre los cargos que se le adjudican a Huala, Ivanoff detalló que en Argentina se lo acusa “de usurpación y abigeato. Cuando se inició esta causa había quedado su tío imputado junto a otros integrantes de la comunidad”

Consultada sobre la posesión de armas, Ivanoff remarcó que “serán elementos que van a tener que estar incorporadas en la causa, pero no se ha hecho lugar en la caratula. Es usurpación con abigeato agravado lo cual tiene 6 meses de investigación”.

Sin embargo, la abogada planteó que “no correspondería la prisión preventiva por 60 días, ya que el resto de los detenidos recuperaron la libertad”.
Además, planteó que “supuestamente no era orden de detención, pero hubo acciones de desalojo forzoso y no era lo que se estaba pidiendo en la orden de allanamiento”

Y cuestionó que “las carpas fueron totalmente rotas; no sólo se secuestraron algunos elementos de la comunidad, sino que se llevaron documentación. Fue más allá porque parece que lo ideológicamente distinto parece ser un delito”. En tal sentido, “me hace recordar al discurso del general Roca”, expresó.
Además, planteó que “fue un hostigamiento. No tenían para comer ni calentarse. No había un fin de identificación. El fin último era que salieran del territorio”. De hecho, “estaba el comisario y por otro lado el mayordomo de la estancia Benentton. También intervino Gendarmería, grupo de investigación criminalística, policía y GEOP. Fue un despliegue de mucha violencia y la comisaría de El Maitén no fue llamada para el procedimiento”, cuestionó.

Por tal motivo, consideró que en el caso “hay  un constante racismo. Se dice o manifiesta desde cuestiones dirigidas hacia él, teorías de que los mapuches son de Chile, idea de terrorismo o que es un demonio. Como le hace un mal a la Nación, hay que detenerlo”. Por último, Ivanoff sostuvo que Huala “si está imputado todavía es inocente”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top