Cholila Online

 

El trabajo del policía de Chubut no se encuentra para nada dignificado en la condición de lo que es la economía familiar”, dijo el abogado Daniel Sandoval.

El Dr. Daniel Sandoval sostuvo que tanto en Esquel como en el resto de la provincia, “sigue habiendo malestar” del personal policial ante la falta de respuestas concretas por parte del gobierno de Chubut al reclamo por mejoras salariales y laborales. “El empleado policial, evidentemente ha quedado descreído de lo que es el sistema político en el contexto de las promesas que se le han hecho. Y tiene la esperanza de que en algún momento el Estado decline la posición hostil con respecto a las diferencias y se le haga algún ofrecimiento porque, hoy se le está dando limosnas”, dijo el abogado. Por otro lado, descartó la posibilidad de nuevas medidas de fuerza por parte de los policías.

Cabe recordar que el Dr. Sandoval asesoró a empleados policiales de Esquel durante el conflicto con el Estado provincial, surgido a partir del reclamo de varios puntos vinculados a mejoras salariales y laborales de los efectivos de la fuerza en todo Chubut. Esto llevó a una situación de movilización y retención de servicios por parte de un importante número policías, lo cual desencadenó además en algunas negociaciones políticas. Actualmente, Sandoval continúa involucrado en el tema dado que el reclamo se sigue también por la vía judicial, con una presentación realizada ante el Superior Tribunal de Justicia.

En el marco del conflicto se dio también la intervención de la Legislatura Provincial, con el dictado de una norma referente al mejoramiento salarial y además, la incorporación en el presupuesto provincial para el 2013 “de los empleados, para ir escalonando los aumentos de tal forma de llegar a un 88% de lo que cobra el personal de la Policía Federal”.

Lo que quedó como diferencia salarial, “se está reclamando por la vía judicial, y tiene la particularidad de ser una demanda laboral típica contra el Estado provincial por diferencias salariales. En este contexto se reclama una determinada suma por cada uno de los agentes que ha dado el poder a cada uno de los abogados correspondientes a la zona de la Cordillera y el Valle. Esto es lo único que se ha judicializado. El resto no porque, hubo un compromiso político de parte de las autoridades provinciales”.
El reclamo en la Justicia “va a llevar un proceso, son muchas personas las que están incluidas. Hay trámites para cada una de las causas y hay que dar cumplimiento a muchos pasos. Esto demanda cierto tiempo para poder avanzar y máxime cuando tenemos un Procurador que actúa desde Rawson y en nuestro caso, no podemos ir a diario a manejar el tema desde la costa provincial”.

En otro orden señaló que hasta ahora, “todo lo que se dijo desde la Legislatura con respecto al aumento salarial, no se ha visto reflejado en los salarios de los empleados de la Policía de Chubut, porque se no se han generado los aumentos que corresponderían”. En cuanto a los demás puntos del reclamo, como la necesidad de capacitaciones, indumentaria adecuada, chalecos antibalas y otras herramientas de trabajo, “se dio cumplimiento en algunos y en otros no. Tampoco se ha visto reflejado lo planteado para el área administrativa y el área del grupo comando, con respecto a la equiparación o igualdad de los salarios en ese aspecto. Hoy siguen cobrando los administrativos una fracción como tales y los otros bajo otra especificación”.

Destacó que muchas veces el empleado policial en el desarrollo de su tarea pone en riesgo su propia vida, en diferentes circunstancias. “Un policía no puede desarrollar una actividad normalmente cuando no tiene cada una de las cuestiones que requiere a su alcance, sea indumentaria, calzados, chalecos antibalas, un móvil policial en condiciones, etc. Hay Comisarías del interior con escasez de personal, insumos, y otros recursos. Hay muchas cosas que se van dando y como ciudadanos no vemos políticas acordes a las realidades sociales que estamos viviendo”, dijo.

“EL MALESTAR SIGUE ESTANDO”

Por otro lado, “se marca sustancialmente la diferenciación que se da en torno a la zona sur con la zona norte. Por ejemplo un sargento de la zona sur, está cobrando en equiparación a un suboficial mayor o principal de la zona norte. Esto marca  que hay una desigualdad y se ha marcado la brecha en cuanto a que los de la zona sur cobran más que los de la zona norte. Se han hecho comparaciones de la canasta familiar en ambas zonas y no hay tanta diferencia. Y la función del empleado policial es la misma”, indicó Sandoval.

Además, en la zona sur los efectivos “tienen la posibilidad de hacer adicionales en empresas petroleras u otros lugares del sector privado donde se les paga mejor. Entonces, los agentes no solo se ven diferenciados en el pago por la actividad que desarrollan sino también en los beneficios que pueden llegar a tener con relación a las actividades complementarias de la tarea policial”.

Entonces, “el malestar sigue estando”, sostuvo el profesional y agregó que el personal policial “evidentemente ha quedado descreído de lo que es el sistema político en el contexto de las promesas que se les ha hecho. Lamentablemente el policía, acepta las órdenes y no manifiesta su descontento porque cree que le puede traer algún tipo de represalia”.
Por otro lado, también se había planteado el mejoramiento de la ley orgánica de la actividad policial, “sacarla de lo que era el sistema netamente militarizado, es una norma de la época del proceso. Y en realidad, lo que se ha hecho son meras expresiones y nada más que eso porque, la ley nunca se puso en consideración para el debate. Y si así fuere, tampoco se ha dado a publicidad como para que participen los mismos agentes de la policía”.

SIN RESPUESTAS CONCRETAS

El personal policial “tiene la esperanza de que en algún momento el Estado provincial decline la posición hostil con respecto a las diferencias y se les haga algún ofrecimiento. Esto no deja de ser una ilusión porque, sabemos que el gobierno provincial hoy está flaqueando en sus finanzas, no tiene ofrecimientos concretos para los sueldos del personal en las distintas reparticiones”, dijo Sandoval. En el caso de los policías, “se suma la condición de que ellos no tienen paritarias. Esto lleva a que muchos empleados policiales casi están sometidos a una decisión política”.

Consideró que el reclamo del trabajador policial en Chubut “concretamente no ha tenido una respuesta. El trabajo del empleado policial no se encuentra para nada dignificado en la condición de lo que es la economía familiar. Los productos de la canasta familiar han aumentado un 20% o un 25% en el último período. Vemos que el salario del policía viene deprimido desde los últimos seis años, prácticamente no tiene la incidencia que tendría que tener. Debería ser un sueldo mínimamente mayor al 100% de lo que hoy está percibiendo para que sea realmente ajustado a la realidad del empleado policial que, prácticamente trabaja todos los días del año y a veces con una sobrecarga horaria”.

El empleado policial de Chubut “debería tener un salario digno, y esto implicaría que sea el doble de lo que hoy está percibiendo, para que cumpla con los requisitos de lo que implica una canasta familiar básica y a su vez, se vea dignificada la condición laboral”.

 “Creo que no se dan soluciones ni se van a dar nunca, mientras al mismo Estado no le interese darlas. No creo que se dé la posibilidad por parte del personal policial de juntarse y salir otra vez a manifestarse pero, creo que cada uno de los policías hoy tiene una inquietud que no ha cesado ni ha mermado en nada. Está esperando una respuesta concreta en cuanto a lo salarial y tiene que ser así. Hoy casi que se le está dando limosna cuando se le da un aumento, le dan cien o ciento veinte pesos y todos sabemos que económicamente esto es nada. Hay que mejorar realmente el sueldo del trabajador policial”, sostuvo por último.

Diario El Chubut

Publicar un comentario en la entrada

 
Top