Cholila Online

 


El secretario de Gobierno de Rawson, Alfredo Di Filippo, se comprometió ante un grupo de vecinos que están usurpando terrenos en la zona de Barrancas Blancas de Playa Magagna a mediar con la familia Galina, propietaria de las tierras, para encontrar una solución al problema.

El secretario de Gobierno recibió ayer a una veintena de personas que se acercaron al municipio a solicitar ayuda ya que las negociaciones están trabadas desde hace un tiempo. Di Filippo se comprometió personalmente a terciar en el conflicto aunque aclaró que la municipalidad no avala las usurpaciones bajo ningún punto de vista.

Rolando Marasco, uno de los que llevó la voz de mando, manifestó que pretenden “encontrar una solución pacífica y ordenada para este tema, lo que hicimos mal tendremos que remediarlo pero con el abogado de la familia, Gonzalo Torrejón, no logramos solucionarlo por eso queremos que el municipio medie entre las partes”.

Los vecinos relataron que las negociaciones entre las partes no avanzan porque Torrejón “va a confrontar todo el tiempo y solo le interesa sacarnos plata. Nosotros estamos dispuestos a irnos si nos ofrecen otro lugar dónde podamos instalarnos y vimos que la dueña (Mercedes Galina) tiene voluntad de llegar a un acuerdo pero su abogado solo piensa en dinero”, aseguró.

La usurpación de las tierras de Playa Galesa y Barrancas Blancas se inició en enero pasado cuando unas 20 familias cercaron terrenos y comenzaron a construir sus viviendas. Según calculan los propios usurpadores, en los últimos meses, unas 50 familias se sumaron al lugar.

 “En total somos unas 70 familias que estamos en el predio y Torrejón nos exige 100.000 dólares a cada uno para terminar con este conflicto, esto quiere decir que tendríamos que darle 7 millones de dólares para arreglar la situación. Hay una diferencia muy  clara en el accionar de la señora Galina y la del señor Torrejón, mientras ella quiere encontrar una solución para todos, el abogado solo quiere plata. Si le damos el dinero, se terminan los problemas”, aseveró Marasco.

Y destacó que cuando Mercedes Galina “estuvo en el lugar, se mostró como una persona totalmente racional y comprendió nuestra situación. Ella estaba apenada pero no porque le tomamos el terreno, sino porque no teníamos una lugar donde vivir. La señora nos trató siempre bien, siempre tuvimos un trato cordial, ella y su hermano siempre estuvieron interesados en encontrar una solución a todo esto”.

Relevamiento del lugar
En los próximos días se realizará un relevamiento de todas las familias que están usurpando en el lugar para determinar cuáles son las que tienen necesidades habitacionales reales de las que están intentando hacer un negocio inmobiliario.

“Hay que buscar soluciones razonables, el municipio va a mediar, vamos a hablar con Mercedes Galina a ver si puede reubicarlos y la gente que está tomando esos terrenos tienen que colaborar, ellos mismos tienen que separar a quienes tienen necesidades habitacionales de quienes tienen intereses económicos o quieren una casa de veraneo, porque con esos no vamos a tener ningún tipo de arreglo”, explicó Di Filippo. 

Publicar un comentario en la entrada

 
Top