Cholila Online

 


Personal policial de Camarones sorprendió en Bahía Bustamante a dos cazadores furtivos que con un fusil de repetición calibre 308 PLG Winchester con mira telescópica encintada habían cazado dieciséis guanacos.

La policía fue alertada por el encargado de una estancia en Bahía Bustamante, quien según informa el diario El Patagónico, observó un vehículo desconocido en el lugar. Allí el jefe de la comisaría de Camarones, subcomisario Jorge Calderero, y el oficial José Colinecul sorprendieron cazando a dos adultos que estaba acompañados de un menor de edad.

Uno de los sospechosos de la caza indiscriminada fue identificado como Italo Price y se le secuestró un fusil de repetición calibre 308 PLG Winchester, arma N° 218926. El arma funcionaba con una mira telescópica marca Shilba 6-24 x 50 que estaba encintada.

Los hombres y el menor se desplazaban en una Peugeot Partner -dominio DEV 173- donde la policía encontró una vaina servida de 308 Winchester sobre la escobilla del limpia parabrisas.

Además del arma, se les secuestraron seis cuchillos, en tanto que a los hombres selos identificó y se les labró un acta por infracción a la Ley de Fauna Provincial.

Los sospechosos se dedicarían a comercializar la carne de los guanacos en la ciudad de Trelew, de acuerdo a la información recopilada por el citado medio en la comisaría. 

Por su parte los dieciséis guanacos que trasladaban fueron incinerados en el basural de Camarones.


El Patagónico

Publicar un comentario en la entrada

 
Top