Cholila Online

 


La inversión, que se realiza a través del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), está destinada a la construcción de 53 unidades habitacionales, ejecución de redes de servicios de agua, gas, cloacas, paredones perimetrales medianeros y de frente.
Entre los 10 nuevos complejos habitacionales entregados y actualmente en construcción por la actual gestión de Gobierno Provincial para generar una respuesta habitacional concreta a familias de Puerto Madryn, también se desarrolla la obra de 53 nuevas unidades que serán destinadas a trabajadores afiliados al Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia en la ciudad y que se erige en el sector norte.
La inversión, que asciende a los 43.622.559,49 pesos, surge de un convenio firmado entre el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y el Sindicato de Luz y Fuerza de Puerto Madryn, y tendrá como beneficiarios a familias de trabajadores que en su mayoría prestan servicios para la Cooperativa de Servicios Públicos SERVICOOP.
Desde el IPV pusieron sobre relieve que el nuevo complejo habitacional está emplazado en un sector estratégico, con importante equipamiento urbano, con establecimientos educativos de niveles Inicial, Primario y Secundario en las inmediaciones, atención sanitaria y complejos deportivos en el área de influencia.
El nuevo complejo barrial se desarrolla entre las Avenidas Keneth Woodley (continuación norte de Domecq García) y Juan XXIII, arterias de conexión norte-sur de la ciudad, en el sector comprendido entre la arboleda aledaña a la necrópolis local y el Complejo del Club Social y Deportivo Madryn.
El proyecto se conforma de 2 manzanas lineales distribuidas en parcelas de unos 300 metros cuadrados cada una, en un todo de acuerdo a lo establecido en el Código de Planeamiento Urbano de la ciudad, sobre las cuales se ejecutan viviendas de una sola planta, con un ala privada formada por dos dormitorios y un ala pública donde se ubican el estar-comedor y los servicios.
Según lo especificado desde el Instituto Provincial de la Vivienda, con esta organización se consigue un máximo de superficie utilizable, optimizando el rendimiento de los espacios.
Asimismo, se detalló que la construcción corresponde a una arquitectura de techos planos con mampostería con terminaciones permitiendo de esta manera un juego volumétrico y de texturas; a la par que, por su diseño, el prototipo facilita la posibilidad de ampliación tanto en un nivel, extendiendo una de sus alas, como en dos niveles.
En la inversión, además de la destinada a las viviendas propiamente dichas, también se incluye la construcción de redes de desagües cloacales y pluviales con caños de PVC reforzado, red de distribución de agua potable y conexiones domiciliarias con red interna y tanques individuales de reserva.
En ese sentido, el informe especifica que la distribución de agua fría y caliente de cada vivienda contempla cañerías de polipropileno sellado por termofusión, griferías completas, artefactos y termotanque de 80 litros.
El proyecto también incluye la ejecución de la red de gas y distribución interna con materiales y artefactos de óptima calidad, que cumplen con las normas y métodos de ejecución de las reglamentaciones de Camuzzi Gas del Sur, lo que incluye calefactores y cocinas de cada una de las viviendas; además de veredas perimetrales y de acceso, con sus correspondientes cercos medianeros y de frente.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top