Cholila Online

 


Será mediante el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico y en asociación con una empresa tecnológica radicada en Trevelin con la que el Centro está desarrollando drones con tecnología de impresión 3D, que servirán para monitorear incendios forestales y erupciones volcánicas.
Las cinco provincias patagónicas, a través del Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP) desarrollan uno de los proyectos estratégicos para la zona cordillerana que consiste en nueva tecnología en base a drones para el monitoreo en casos de catástrofes.
El director ejecutivo del CIEFAP, Daniel Lencinas, explicó que “las cinco provincias patagónicas definieron temas prioritarios y estratégicos que se pretende que comencemos a desarrollar en esta nueva etapa que se dio luego de la aprobación por parte de Nación de la Ley 26.966”.
“Son proyectos de largo plazo -dijo Lencinas- que tienen relevancia para las cinco provincias patagónicas”.
Puntualmente indicó que “este es el desarrollo de tecnologías para prevención, manejo y monitoreo geoambiental”. Explicó el directivo del CIEFAP que en Patagonia existen eventos extremos como incendios forestales y erupciones volcánicas que afectan y modifican la vida de los habitantes y también todas las actividades relacionadas con el turismo, la producción, y el transporte aéreo, entre muchas otras, ocasionando daños y pérdidas.
“Lo que se pretende es que el CIEFAP, en asociación con empresas locales de base tecnológica, desarrollen aplicaciones que ayuden en estos casos”, afirmó Lencinas.
El proyecto se denomina “Desarrollo e Innovación tecnológica para el monitoreo de catástrofes”, cuyo objetivo es la generación de sistemas de información y tecnologías pertinentes para el monitoreo y alerta temprana de catástrofes ambientales.
En esta primera etapa el proyecto está abocado al desarrollo de un modelo de drone acompañado de cámaras térmicas, infrarrojo y de imagen de alta resolución (tipo gopro), así como sensores para la detección de cenizas en ambiente o cambios de temperatura y humedad. Se diseña especialmente para tomar imágenes y datos en zonas de montaña asociada a los bosques y se probará en diferentes situaciones para asegurar su estabilidad, calidad en la toma de datos, entre otros aspectos.
Para su diseño y construcción se estableció un espacio de montaje tecnológico en el Campus del CIEFAP, en el cual trabaja la empresa Life Style Solutions, de la localidad de Trevelin.
Asociada a la construcción del drone se armó una impresora 3D que permite imprimir las piezas del drone y reponerlas en caso de roturas, así como diseñar e imprimir accesorios, plataformas de apoyo y protección de tecnología asociada al proyecto (mesa con pantalla multitáctil, equipamiento delicado que requiere recubrimiento para su protección) que serán parte de la segunda etapa del proyecto.
El encargado del trabajo es el socio gerente de Life Style, Ezequiel Parodi, quien comentó que “las características que definen a este equipo es que es de fácil transporte ya que se pliega y ocupa poco espacio y, a su vez, tiene la autonomía de vuelo. Son drones que tienen una autonomía de dos a tres veces superior que un drone comercial”, sostuvo.
Agregó además que “está preparado para soportar altas temperaturas, y lo equiparemos con cámaras térmicas que transmiten en vivo diferencias de temperatura de lo que se está filmando ya sea vegetación, suelo, fauna”.
Parodi detalló que el drone tiene dos cámaras situadas en la parte superior: una para la transmisión de video en HD y otra para datos técnicos.
“Con ellas se ven las variaciones térmicas en el bosque; entonces, si hay un posible foco de incendio, por ejemplo, se va a notar en la cámara un punto rojo incandescente, a diferencia de que en los lugares más fríos se va a ver verde o blanco”, contó Parodi y agregó que los costos de utilización de estos equipos resultan muy menores respecto al costo de la hora de vuelo de los helicópteros al tiempo que se reduce el riesgo humano: “Nosotros podemos poner un drone arriba de un foco de fuego sin arriesgar la vida de nadie”.
Parodi contó que se instaló un laboratorio en el campus el CIEFAP en Esquel y que allí, con una impresora 3D imprime las partes de los drones para armar uno específico para el control y monitorización de incendios forestales y erupciones volcánicas. 
Otros proyectos del CIEFAP
Por otra parte, el director del CIEFAP señaló que el resto de los proyectos que se van a desarrollar en beneficio de las provincias patagónicas está relacionado con lograr que las provincias socias retomen el énfasis para la construcción de prototipos de casas con madera.
“Tenemos tres prototipos de casas que se están realizando en las diferentes provincias”, dijo.
Otro de los proyectos que se comenzará a desarrollar desde el organismo se refiere a productos forestales no madereros. En tal sentido, Lencinas indicó que “se está haciendo un desarrollo conceptual con frutos silvestres o helechos; también, con el fin de que el conocimiento se vaya plasmando y produciendo en productos tangibles que aporten al desarrollo de nuestra economía”.
Finalmente anunció que próximamente tendrá lugar la firma de un contrato para la construcción de una caldera de producción de energía térmica, basada en el aprovechamiento de residuos forestales de poda y raleo. “Con el mismo concepto: una asociación con empresas de base tecnológica para hacer un desarrollo en la Patagonia que utilizará los residuos de biomasa que tenemos en nuestra región y darles una aplicación. Esta caldera se destinará para calentar agua y con ello calefaccionar un espacio que ya está asignado en la ciudad de Bariloche”, concluyó Lencinas.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top