Cholila Online

 

Así lo sostuvo la ministra de la Familia del Chubut, Rosa González, después de un recorrido realizado en la localidad de Rio Mayo donde se observó cómo numerosos beneficiarios del programa provincial “Invertir Igualdad” ya se encuentran desarrollando sus emprendimientos. “Hoy la realidad es que podemos contar con el Gobierno; en otros tiempos no se veía”, dijo uno de los beneficiarios del programa, Fabián Sánchez, quien recibió un aporte para un emprendimiento vinculado a la construcción.
En un recorrido realizado por el equipo técnico del Ministerio de la Familia y Promoción Social se observó un fuerte impacto de Programa “Invertir Igualdad” a través del cual numerosas familias han incentivado la economía de sus hogares con el desarrollo de emprendimientos productivos. “Nos llena de orgullo constatar de que estos aportes de Invertir Igualdad han significado un cambio en la condición y en la calidad de vida de las familias chubutenses”, destacó la ministra de la Familia, Rosa González.
Y explicó: “Se ha cambiado el paradigma de políticas sociales que antes estaban emparentadas con el clientelismo y con el asistencialismo que les negaba la posibilidad, por parte del Estado, a las familias chubutenses de progresar y mejorar económicamente con un sustento propio”.
Con “Invertir Igualdad” “apostamos a la autonomía y al empoderamiento de la gente para que no tengan que depender del Estado. De nada vale permanentemente depender de una tarjeta social, de un bolsón de alimentos o de un subsidio, ya que esta política es, por el contrario, aportes que responden a una idea, al trabajo de un equipo y donde fundamentalmente se analiza la sustentabilidad del emprendimiento; y en eso se ve reflejado el trabajo de las familias que han desarrollado proyectos para acceder a este beneficio”, agregó la ministra.
Por otra parte el Intendente de Río Mayo, Gabriel Salazar, destacó que “esto forma parte de un proyecto importante del gobernador Martín Buzzi que, a partir del marco regulatorio del petróleo, logra un financiamiento directamente para este tipo de proyectos”.
“Esta decisión -indicó- garantiza el acompañamiento del Estado para pequeños emprendedores en lugares como los nuestros, algo que antes realmente era muy difícil”.
Y continuó: “La gente está muy agradecida con todo esto, porque es una política de fondo. Obviamente desde la Municipalidad, en Río Mayo a través de nuestra Dirección de Desarrollo Social, se ha trabajado en forma conjunta con el Ministerio de la Familia, logrando poner en consideración varios proyectos”.
“Estas son las cosas por las que acompañamos el proyecto de Martín Buzzi a la reelección porque estas han sido las cosas concretas que, más allá de las palabras, han llegado a la gente”, concluyó Salazar.
“Hemos visto un Gobierno Provincial y Municipal presente”
Fabián Sánchez trabaja en la construcción y recibió un aporte para desarrollar su emprendimiento: “Con un compañero tuvimos la idea de presentar un proyecto porque veíamos que hay trabajos pero no constábamos con los insumos necesarios para realizarlos. Con este aporte pudimos comprar una hormigonera, carretilla, palas, balde de albañil, cucharas, amoladoras y cortadoras de cerámicas”.
Y destacó: “Hemos visto un Gobierno Provincial y Municipal presente cada vez que necesitamos algo y hoy la realidad es que podemos contar con el Gobierno. En otros tiempos no se veía y no había esta posibilidad. Cuando uno va y pide, es importante que la mano te la den con trabajo. Quiero hacer llegar mi saludo al señor gobernador Martín Buzzi y felicitarlo por toda esta gestión que está haciendo con los que más necesitan porque esto antes no se veía. Entonces uno tiene que ser realista al poder decir estas cosas, porque tanto como yo otras personas hemos recibido y es motivo para agradecer”.
José Luis Naira se matriculó en red cloacal pero no podía iniciar su emprendimiento porque le faltaban los insumos básicos y expresó estar “muy contento y agradecido con el Gobierno Provincial porque ahora puedo hacer la mantención de las cloacas de mi pueblo con los insumos de seguridad adecuados. Es una inversión que me garantizó trabajo, porque acá siempre hay que limpiar o reparar algo”.
Y agregó que “con este aporte me están dando la posibilidad de comprar todas las cosas adecuadas para trabajar y así vivir tranquilamente. Esto después se puede convertir en una empresa, porque el mantenimiento es de todos los días y, si todo marcha bien, hasta incluso podré sumar dos empleados más”.
Juan Marcelo Quintanahuel trabaja en la construcción y comentó que “empecé hacer ‘changas’ con trabajos de albañilería, soldadura y construcción en general pero con herramientas prestadas, lo cual dificultaba la posibilidad de agarrar obras grandes. Ahora pude equiparme como corresponde y me encuentro realizando las obras de refacción de la plaza de Río Mayo”.
Agradecido con la medida añadió que “son herramientas que sirven para seguir dándole trabajo a la gente y vamos a poder llamar a más chicos para que tengan un trabajito a la tarde y que tengan unos pesitos para llevar a la casa. Hoy por hoy todo proyecto que salga para ayudar a carpinteros, albañiles, electricista, gasista sirve para poder seguir adelante y tener más trabajo”.
Andrea Muñoz es esteticista y decidió mejorar los servicios que ofrece en su local incorporando nuevos productos. “Yo creo que estas iniciativas son muy buenas porque te dan la posibilidad de seguir invirtiendo en el pueblo, algo chiquito que uno solo por ahí no puede avanzar, es una gran ayuda. Le diría a la gente que aprovechen estos aportes porque se pueden invertir y así salir adelante”, explicó la joven.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top