Cholila Online

 


Forma parte de un estudio que incluye también análisis similares en México. El titular del Instituto Provincial del Agua, Pablo Rimoldi, indicó que el trabajo “abre una nueva perspectiva en estudios ambientales y de productividad primaria en una zona particularmente fértil de la costa”.
En el marco de un convenio suscripto hace dos años para el monitoreo de calidad de aguas subterráneas que se lleva adelante entre el Centro Nacional Patagónico (CENPAT-CONICET) y el Instituto Provincial del Agua (IPA), se avanza en el conocimiento de la dinámica de descargas subacuáticas de aguas subterráneas.
La directora del proyecto en Argentina, Mónica Gil, del Laboratorio de Oceanografía Química y Contaminación de Aguas del CENPAT, recibió días atrás a su par de la Universidad Autónoma de México, Carlos Green Ruíz, director del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología.
En el marco de la visita se realizó un muestreo en el Valle Inferior del Río Chubut del que participó el director de Hidrogeología del IPA, geólogo Erico Bianchi.
“Al flujo de aguas subterráneas hacia cuerpos de agua superficiales (ríos, lagos, lagunas costeras y océanos) se le conoce como descargas subacuáticas de aguas subterráneas”, explicó el titular del IPA, Pablo Rimoldi.
“Dado que en algunas localidades -indicó- las concentraciones de compuestos orgánicos e inorgánicos en las aguas subterráneas son mayores que aquellas en el agua de los ríos, las descargas representan una ruta potencialmente importante para el transporte de material disuelto”.
“Este flujo -continuó Rimoldi- se estima que puede ser similar al aporte de los ríos, por lo que conocer este componente del ciclo hidrológico no es despreciable, así como la dinámica en la entrada y reciclaje de nutrientes y contaminantes hacia ecosistemas acuáticos superficiales”.
El estudio se enfoca en el flujo de agua y materiales disueltos desde los acuíferos de los ríos Chubut en Argentina y Mocorito en México, hacia los cuerpos receptores de agua superficial y evaluar el impacto ecotoxicológico de contaminantes seleccionados en organismos marinos.
Este conocimiento tiene manifiesta relevancia ambiental, en la medida que las descargas subterráneas aportan nutrientes y metales disueltos que pueden modificar significativamente la calidad de los cuerpos receptores, sean estos de agua dulce o salada.
En el caso del estuario del río Chubut, la importante amplitud de la marea y la permeabilidad de los sedimentos costeros podrían amplificar la mezcla de agua dulce subterránea con agua de mar y modificar la descarga en la costa.
“La posibilidad de analizar la existencia de las descargas subacuáticas de aguas subterráneas abre una nueva perspectiva en estudios ambientales y de productividad primaria en una zona particularmente fértil de la costa”, consideró Rimoldi.
El CENPAT y el IPA intensificarán la cooperación mutua a fin de desarrollar conocimientos básicos que mejoren la gestión hidrológica en la provincia.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top