Cholila Online

 

La consolidación de Martín Buzzi, de cara a los comicios generales del próximo 25 han llevado a que el dasnevismo, en medio de los nervios que le genera el apreciar como el actual gobernador se posiciona cada vez mejor de cara a su relección, comience a mostrar serias resquebrajaduras.


Más allá que alguno opine que Mario Das Neves no es de aquí ni de allá sino que es el candidato “del pueblo” todo parece indicar que en su avidez por querer sumar; lo único que logra es sumar confusión, pero además pone de manifiesto que el zorro pierde el pelo pero no las mañas y en una reciente conferencia de prensa en Comodoro Rivadavia volvió a hacer gala de su autoritarismo enojándose cuando se le preguntaban cosas “del pasado”.
Das Neves, que no vaciló en entregar a Máximo Pérez Catán –en teoría su hijo dilecto- en Trelew por lograr un puñado más de votos; ahora intenta hacer algo similar en la ciudad petrolera y en el ingreso a una conferencia pusieron tres banners que bajo la leyenda así votamos incorporan las figuras de Daniel Scioli; el propio Das Neves y Carlos Linares. Conferencia a la que el candidato a la Intendencia por Chusoto Ricardo Gaitán prefirió no ir.



Lo cual es lógico.


Ricardo Murcia, candidato a la viceintendencia por Chusoto consideró que la colocación del banner en la ante sala de la conferencia fue “una falta de respeto a los candidatos del espacio, fue algo que realmente molestó” e indicó que si bien entiende que tras las PASO “todo el mundo salió a buscar una porción de votos por algún lado, acá el que maneja la campaña tiene que saber que hay cuestiones que se tienen que cuidar, cuidar a los candidatos de su propio espacio”.


Ante tal escenario en el que estuvo ausente el candidato a intendente, Ricardo Gaitán, Murcia optó por retirarse a lo que entendió que “fue una falta total de respeto. Si uno está dentro de un espacio hay que cuidar a la gente que está dentro del mismo” sostuvo en La 100.1 y apuntó contra Mario Das Neves al decir que “un jefe de campaña tiene que saber estas cosas. Fue un error garrafal de él”.



Por otra parte Das Neves, ahora se olvida de Massa y prefiere correrse para el lado de Daniel Scioli, en procura claro de poder recuperar algún voto en el sur de la provincia, que en las PASO le fueron absolutamente esquivos.

El ex gobernador aseguró que su gestión fue “absolutamente transparente” y amenazó con judicializar la administración Buzzi. Sin embargo hay que recordar que en poco tiempo se cumplirán tres años de la presentación de una denuncia penal dirigida puntualmente contra él; su ex ministro Coordinador, Pablo Korn; y el ex titular de Petrominera, Luis Tarrío, por la presunta comisión de los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, administración fraudulenta y malversación de caudales públicos por pérdidas de al menos 190 millones de pesos vinculadas con la intervención provincial en el fallido proyecto Ingentis. La denuncia tiene al jefe de Fiscales de Puerto Madryn, Daniel Báez, a la cabeza de la investigación preliminar, funcionario éste que demuestra una premura fascinante para los casos que involucran a funcionarios del buzzismo pero una lentitud exasperante para quienes militan con Das Neves; este caso por ejemplo o la denuncia efectuada por el vecino Miguel Garro contra el Intendente portuario Ricardo Sastre.



Precisamente cuando los periodistas lo consultaron a Das Neves sobre cuestiones relacionadas con la causa de Ingentis bramó “Eso lo aclaramos 28.850 veces, ya está aclarado totalmente, eso es volver para atrás buscando una situación de años que quedó claro. ¿Por qué no hablamos del presente?”, poniendo de manifiesto una vez más su veta autoritaria.



A escasas tres semanas de las elecciones, el panorama pareciera que comienza a tomar visos poco menos que definitivos.



En Chusoto, histeria; dobles discursos; autoritarismo, carencia de propuestas y todo girando alrededor de su líder, Mario Das Neves, quien pareciera haber perdido la brújula.



Por el sector del FPV, Martín Buzzi que pareciera multiplicarse en cada rincón de la provincia donde necesita recuperar votos, pero con un discurso más racional; mesurado y prudencial que en realidad es lo que la gente quiere, ya cansada de tanto enfrentamiento estéril.



Buzzi que tiene un panorama complejo por delante la resolución de conflictos muy serios por ejemplo en el área de salud enfrentando a las corporaciones, da la impresión de haber encontrado el “nicho electoral” que más lo favorece; ese posicionamiento claro y contundente sobre las necesidades de la gente y la procura de llegar con respuestas.
Hay dos escenarios diferentes claro está. Por un lado, alguien que se acostumbró a decidir en soledad como invertiría los dineros de los chubutenses; otro que lo decide conversando con la gente en Casa Abierta. Los modelos son opuestos y los tiempos marcan que los chubutenses están comenzando a inclinar la balanza decididamente hacia el lado más democrático. Aunque a algunos no los guste y los exaspere porque según ellos “Das Neves es el candidato del pueblo”… ¿Qué pueblo será?

En tres líneas

Publicar un comentario en la entrada

 
Top