Cholila Online

 

¿Qué dice Dios de lo que se debe hacer con la tierra?

Sin dudas el “Curro Verde” quedará en la historia de la Argentina y de Chubut por ser uno de los actos de corrupción más aberrantes contra nuestros patrimonios naturales y derechos humanos de los habitantes de las tierras de la cordillera Chubutense.

El “Curro Verde” es la injusticia con los pobladores originarios y pioneros patagónicos a los cuales le quitaron sus tierras, a través de la venta ilegal de tierras fiscales con bosques nativos violando el artículo 105° de la Constitución Provincial de Chubut que realizó el ex Gobernador Mario Das Neves facilitando así la especulación inmobiliaria para librar a los moradores de esta tierra y dejarlos en las manos de políticos, empresarios y grupos económicos, que se valieron de todo tipo de estrategias macabras para despojar a familias enteras de sus tierras, para proyectar sus mega emprendimientos inmobiliarios que le reditúen en miles y miles de millones de dólares.

A estos pobladores y pioneros los fueron echando de sus tierras y hostigando de tal manera que las abandonaran para realizar sus propios negocios de loteos y countrys privados. A tal punto llegó esta vehemencia y codicia por la tierra que hay muchos asesinatos vinculados al Curro Verde, que llegan a las más altas esferas de grupos económicos y políticos.

Para dar a conocer al Pueblo de Dios en Chubut les puedo decir que esto no es ni más ni menos que haber pecado contra Dios, que puso y entregó estas tierras desde tiempos ancestrales y desde antes de la demarcación de los límites entre Argentina y Chile en el año 1902 a seres humanos a los cuales él escogió para vivir en esta tierra rodeada de bosques, glaciares, lagos, lagunas, ríos, arroyos con miles de especies de flora y fauna silvestre.

Lo primero que Dios le dio a su Pueblo, como dice la Biblia, cuando los liberta de Egipto en donde eran esclavos de Faraón, fue la Tierra Prometida, una tierra llena de diversas riquezas para que su pueblo se pueda saciar y bendecir a Jehová su Dios; este es el verdadero motivo por el cual Dios da la tierra, por esto el Curro Verde es un pecado que va en contra de las decisiones de Dios.

Y en vez de saciar al Pueblo y bendecir a Dios con estas tierras hacen completamente al revés, asesinando a sus moradores para despojarlos de las mismas, no es otra cosa que ganarse de lado opuesto de lo que Dios quiere, que está perfectamente escrito en su palabra que es la Biblia.

En el versículo 8 del libro Deuteronomio Dios nos relata que cuando ingresa a su Pueblo a la tierra prometida en esa misma tierra hay muchas riquezas y nos aclara que esas riquezas son para “saciar al Pueblo y para bendecir a Jehová tu Dios”.

Deuteronomio 8.10 dice: “Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado”.

De esta manera Dios le habla a su Pueblo de manera colectiva en donde los frutos de la tierra eran para todos los que el escogió que estén en esa tierra prometida, además de saciarse el Pueblo debía bendecir a Jehová por haberle dado la tierra, y no hay mejor manera de bendecir a Dios que cumplir con todos sus mandamientos que están en su palabra de esta manera seremos santificados, santificando la misma tierra que hoy se ve maldecida por el derramamiento de sangre que realizaron con muchos pobladores para apoderarse de estos paraísos terrenales que Dios creó.

Deuteronomio 8:6  Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole.
Deuteronomio 8:7  Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes;
Deuteronomio 8:8  tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel;
Deuteronomio 8:9  tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre.

El despojar de sus tierras a quienes Dios escogió para que las posean, va en contra de la Palabra de Dios, esto es entrar en guerra con el mismo Dios y sus decisiones, para colmo de males tomarla para saciar la codicia, la ambición de unos pocos integrantes de la oligarquía política y económica en vez de saciar al Pueblo y bendecir a Dios sigue agravando este juicio espiritual.

Muchos políticos y empresarios de los grupos económicos el día que partan de esta tierra ya irán como impíos con sus manos manchadas de sangre por la corrupción del Curro Verde, con la condena ya impuesta por Dios a través de su Palabra, Ley suprema para todo ser viviente.

Así que como todo cristiano espero que estas personas que llevaron a cabo el “Curro Verde” se arrepientan del mal que hicieron quitando de sus tierras a los moradores que Dios escogió y se arrepientan antes que sea tarde y venga el juicio de Dios sobre sus vidas que le quite la posibilidad de que sus almas sean salvas y descansen en paz en la eternidad.

Por Darío Fernández
Cristiano, Poblador Originario, Comunicador Social
Celular: 2945-15469869



Publicar un comentario en la entrada

 
Top