Cholila Online

 

Al final la doctora Adriana Rogers se presentó ayer en la Justicia con un cumulo de información que respalda el por qué salió a decir públicamente que en Chubut se protegía la pedofilia, involucrando en estas prácticas aberrantes a integrantes del Poder Judicial, la política, empresarios y a un periodista de la zona del Valle. Pero lejos de ensayar alguna medida concreta le respondieron que como los hechos habían ocurrido tiempo atrás, el fiscal que la atendió no podía iniciar ninguna investigación. A raíz de esto, la médica y un abogado estudian la posibilidad de llevar los casos hasta la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Tal como había sido adelantado por este diario Rogers se presentó ayer a la mañana en la fiscalía del doctor Sergio Ferrin, pero enseguida notó que lo que se quería en realidad era sondearla para saber qué es lo que tiene y si alguna información que maneja involucra a ciertos personajes del Poder Judicial.

«Básicamente, lo que quería saber era qué pruebas tenía», dijo el abogado Javier Reuter que acompañó la presentación de la médica y agregó: «Ella me mostró una lista de al menos diez casos en los que ha actuado, en donde se confirma el tema de la pedofilia en Chubut».

Posteriormente, consideró -según su observación- que fuera de la citación de la Fiscalía «no hay una voluntad de parte de la Procuración en sus máximas autoridades de llegar al fondo de estos casos (...) y a mí me da la sensación de que las declaraciones que hizo la doctora pudo haber asustado a aquellos que están involucrados y algunos que pudieran estar implicados en estos temas deben querer saber si los salpica o no», presumió Reuter.

Luego avisó que «hay una sensación en la sociedad de inmunidad ante estos casos y la gente directamente ya no cree en la Justicia: por eso, estábamos evaluando la posibilidad de hacer la denuncia ante la Comisión Interamericana», reveló. «Argentina está adherida a las Convenciones Internacionales de los Derechos del Niño y si logramos que se interese la Comisión vamos a lograr que se interese el Gobierno nacional. De esa forma vamos a conseguir que estos casos salgan a la luz, independientemente de cualquier desidia que haya dentro de la provincia para esclarecerlos», razonó el letrado.

A su turno, la doctora Adriana Rogers; ni bien salió de la reunión con el fiscal Ferrin en la Procuración de Trelew confió que el interés del funcionario era saber qué tenía ella con respecto a la denuncia que hizo pública en estos días.

«En los casos en los que he participado y siempre he denunciado, que le comenté a Ferrin, a las víctimas les hice entender que fueron elegidas por estos personajes que en realidad lo que tienen es perversión, abuso de poder, y no pueden tener sentimientos nobles», describió Rogers.

«Ellos tienen que lastimar, agredir, maltratar y destruir. Y, hacen que mucha gente buena en la Justicia no se anime a actuar y que muchos médicos tampoco denuncien», agregó. «Lo que sí realmente preocupa -reflexionó- es que los psicólogos no salgan a decir que están dispuestos a armar algún lugar de asistencia, porque supuestamente todos tienen que cobrar por esto; pero la responsabilidad desde lo legal es del Poder Ejecutivo que no está brindando el acompañamiento real a las víctimas en esto que es un delito al que la Justicia no está investigando como corresponde», afirmó.

«Es consciente de la repercusión que tuvo su denuncia ¿no?», se le consultó. «En realidad el problema es de los pedófilos no mío. Yo ayudo a la gente a que pueda rearmarse y nunca voy a ser cómplice de este tipo de personajes. O sea, estudié medicina para curar no para callarme la boca y ver cómo la gente se destruye frente a este dolor aberrante».

Seguidamente dijo que la repercusión de sus afirmaciones «fue increíble porque ahora esto lo saben todos y toda la gente está indignada». Se le consultó entonces que si era cierto que entre la información que maneja hay una Trafic blanca en la que se levantaban a los chicos para llevarlos a ejercer la prostitución o pedofilia. «Sí. Esto fue en el año 97 y hay casos de violación en las escuelas en los cuales he declarado para que se investiguen, y cuando hablo de narcotráfico estoy hablando de chicos que se meten en la droga porque los adultos no les estamos dando la opción de que la vida merece ser vivida. Y los chicos a veces no tienen otra salida que pagar con su cuerpo o entregando a otros a estas cosas».

Insistió, más adelante, que la gran incógnita para muchos es quiénes son (los pedófilos) y creo que quienes hacen prácticas saben perfectamente de quién o quienes estoy hablando y, el periodista sabe perfectamente de quién estoy hablando y me siento muy satisfecha de que su víctima hoy esta sanada porque se rompió el silencio. El problema lo tiene el periodista, el empresario, o las personas que están dentro del Poder Judicial», indicó.

«El problema lo tienen quienes miran y no hacen nada, ya no es mío», añadió y se le preguntó si era cierto que la había llamado una de las víctimas del periodista agradeciéndole lo que había dicho públicamente. «Sí. Me agradeció que haya roto el silencio», respondió la doctora Rogers, algo que ella no pueden hacer y son varios los casos de este periodista que hoy, realmente, están sanos».

Finalmente, la médica consideró que en estos casos «no sólo vale echarle la culpa a la Justicia. Hay un libro muy interesante que se llama ‘El país de las mujeres’ en el que sus protagonistas deciden una vez por semana ponerlos en una jaula en una plaza a los pedófilos para que todo el mundo les diga de todo. A mí me gustaría que en la plaza central de Trelew estuvieran todos estos personajes para que la gente los pueda insultar».


El Chubut

Publicar un comentario en la entrada

 
Top