Cholila Online

 

El fiscal de Estado, Miguel Montoya, arremetió contra el procurador general por el espionaje en Esquel. Confirmó la denuncia a tres fiscales.

El fiscal de Estado, Miguel Montoya, se reunió con los concejales de Esquel tras el episodio de presunto espionaje ilegal en la ciudad. Aseguró que Provincia se presentará como querellante, previo a que Nación desclasifique toda la información. Y que denunciará a los fiscales ante el Consejo de la Magistratura.

Criticó al procurador general, Jorge Miquelarena, acusándolo de no controlar la tarea de los fiscales. “Ha jugado a la política tratando de procesar funcionarios que de controlar a su propia tropa, que es lo que le encargó la Constitución”.

Documentación

“Los concejales se preocuparon para mantener esto en los canales de investigación”, comentó y enfatizó que se presentó en Esquel con la documentación para denunciar en el Consejo a los fiscales María Bottini, Fernando Rivarola y Fernanda Révori.

“Con los elementos y por instrucción del gobernador, los denuncié en el Consejo por desconocimiento inexcusable del Derecho”, dijo Montoya. Explicó que el obrar de los fiscales no es el adecuado porque la información estuvo en las “sombras tres meses de la mano de dos estamentos del Estado tanto de los fiscales bajo total irregularidad; recibieron a una persona que se hizo pasar por agente y recibieron información prohibida desde el punto de vista de la inteligencia interior”.

El Consejo es el organismo que puede evaluar el desempeño de los fiscales. Se reunirá el 5 de octubre. Nombrarán un tribunal y se evaluará si el caso tiene sustento jurídico para abrir una investigación. “En una sociedad madura con una democracia con más de 30 años es imposible que no se llegue hasta las últimas consecuencias”, dijo Montoya.

“Maniobra burda”

“Fue tan burda la maniobra que hasta parece un mensaje dirigido a quienes tienen la decisión de participar para mejorar las cosas”, señaló y añadió que quienes están en roles políticos “disentir es parte del progreso de toda sociedad y que la participación de la comunidad no está sujeta a espionaje”.

También se reunió con el juez federal Guido Otranto. Si se desclasifica la información, Fiscalía de Estado puede seguir las causas y controlar pruebas. En cuanto al procurador, graficó que “el ojo del amo engorda al ganado”. Señaló que Miquelarena llegó a ser procurador por una destitución y “parece que no aprenden porque debieran tomarse en serio el tema de manejar a los fiscales”. Añadió que cuando se observa la cantidad de juicios y condenas comparado con las estadísticas de casos “da pena”, porque las causas “se van por la falta de investigación en el tiempo preciso”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top