Cholila Online

 

Así lo afirmó el ministro de Salud del Chubut, José Manuel Corchuelo Blasco, quien también sostuvo que “el primer garante de la salud debe ser el sistema público”. Lo indicó en relación con la presentación hecha contra cirujanos por “omisión de funcionario público” y “fraude cometido por abuso de confianza agravado” por tratarse del Estado, en virtud de la realización de cirugías privadas en el horario que los profesionales debían desempeñar sus funciones en los hospitales públicos.

corchuelo (2)El ministro de Salud del Chubut, José Corchuelo Blasco, indicó que este miércoles en horas de la tarde se reunirá con el personal del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia y expresó a toda la comunidad que “el Ministerio de Salud por expresa indicación del gobernador Martín Buzzi asegura y garantiza que el sistema de salud en los servicios de cirugía va a seguir funcionando”.

Así lo destacó al referirse a las renuncias de los cirujanos de Comodoro Rivadavia, luego de la denuncia que se realizó junto al fiscal de Estado, Miguel Montoya, ante el Ministerio Público Fiscal en Rawson, contra 8 cirujanos de toda la provincia por “omisión de funcionario público” y “fraude cometido por abuso de confianza agravado” por tratarse del Estado, en virtud de la realización de cirugías privadas en el horario en que los profesionales debían desempeñar sus funciones en los hospitales públicos.

En este sentido sostuvo que se debe preservar el hecho de que “el garante de la salud es el sistema público de los hospitales”.

En una rueda de prensa brindada este miércoles en Casa de Gobierno, el ministro recordó que “en las comisiones paritarias, los tres gremios, ATSA, ATE y UPCN, que fueron los hacedores junto con el Estado Provincial del Convenio Colectivo de Trabajo, pidieron ordenar esta situación irregular de los cirujanos, que cobraban un 70% o 80% más que los médicos”.

En ese sentido señaló que “el Ministerio de Salud inició este trámite” apoyado por el gobernador Buzzi que “encomendó defender a la gente y a los pacientes que vienen a nuestros hospitales”.

“El Estado somos todos y hay que trabajar pensando en la gente”, agregó, y afirmó: “El primer garante del sistema de salud debe ser el sistema público”.

Corchuelo Blasco resaltó que “en Chubut tenemos un pacto social que es la Constitución y las normas” y, al referirse a los cirujanos denunciados, dijo que “están privilegiando hace muchos años individualmente sus intereses. Profesionalmente son buenos, pero sus intereses son individuales y negativos en contra de la gente”.

El ministro afirmó la necesidad de “que la Justicia dirima esta realidad”, enfatizando que “el ámbito ahora es la Justicia” y mencionó que espera que “los fiscales del Poder Judicial  interpreten no solo el muy sólido documento que consta de unas 70 u 80 hojas en diversos fascículos que armó el fiscal de Estado con toda la documentación que desde el Ministerio de Salud le entregamos”, sino que también comprendan “el sentido que está dentro de esta argumentación que acompañe y que el gobernador Buzzi nos estimula a hacer en base a defender a la gente”.

“Espero que los fiscales vean el espíritu social, la realidad social que contiene esta problemática muy seria y de hace muchos años”, dijo Corchuelo Blasco.

Asimismo afirmó que espera que “me llamen los jueces que tomen la causa, a testificar, a expresar la realidad que he escuchado y que he protagonizado hace mucho tiempo”.

Además, el ministro de Salud hizo referencia a la reunión que mantendrá esta tarde en el Hospital Regional de Comodoro y aseveró que “estoy dispuesto a hablar con todos”, señalando que “quiero reunirme con los cirujanos, que no se equivoquen, no es posible que ante una presentación de una Fiscalía del Estado ante el Poder Judicial para que la Justicia dirima esta realidad, renuncie todo el equipo de cirugía, dejando indefensa, desprotegida a toda la comunidad de gente que va a los hospitales, sabiendo que no hay médicos que puedan suplirlos”.

“Voy a intentar dialogar con los cirujanos de forma individual” y “les voy a decir que no se equivoquen, que no desprotejan a la ciudadanía”, enfatizó.

Consultado por la prensa respecto a si calificaba a la renuncia de cirujanos grupalmente, como una actitud corporativa, dijo que “hay corporaciones, como esta, que no tienen piedad, que dejan a la comunidad desprotegida, y deben cumplir sus obligaciones y deberes”.

Por último consideró que “los deberes y obligaciones como agentes públicos se deben respetar y debo tener la valentía, compromiso y la dureza de enfrentar los intereses de aquellos que planteando intereses personales, económicos, juegan en contra de la gente que va a nuestros hospitales”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top