Cholila Online

 


La determinación se tomó en la asamblea anual ordinaria realizada en la localidad cordillerana, explicó el titular del Instituto Provincial del Agua (IPA), Pablo Rimoldi. Fue en respuesta a un pedido de las familias Cayún y Motoco-Cárdenas.
Con motivo de la segunda asamblea anual ordinaria del Comité de Cuenca del Lago Puelo, que se realizó en la localidad cordillerana, y por pedido de las familias Cayún y Motoco-Cárdenas, representantes de pueblos originarios de la cuenca, los mismos serán integrados al Consejo de Gobierno, máxima autoridad del Comité.
“Las familias manifestaron inquietudes en referencia a dos temas sentidos y que hacen a su territorio. En primer lugar la extracción de áridos del Río Azul y sus posibles implicancias en cuanto al potencial cambio del cauce”, dijo al respecto el administrador del Instituto Provincial del Agua (IPA), Pablo Rimoldi, quien explicó que “la remoción de los materiales que aporta el río es necesaria, ya que devuelve capacidad de trasporte al cauce y evita que cambie ante la formación de bancos o islas que se cubren rápidamente de vegetación”.
El funcionario también explicó que “a partir de este año el IPA reasumió la responsabilidad del control, que había sido delegada en el municipio por convenio y que, por las denuncias recibidas, no se estaría controlando adecuadamente”.
“Hoy los nuevos permisos se extienden a partir de un Plan de Manejo que confecciona la Dirección de Proyectos del IPA y que controla la Delegación local”, explicó Rimoldi. “Esta planificación cuenta con la descripción ambiental correspondiente y previene consecuencias no deseadas de la actividad. Estos planes de manejos serán presentados y discutidos con las comunidades”, adelantó.
El titular del IPA detalló que “el otro reclamo de las comunidades originarias fue que viven sobre la margen oeste del río Azul y que no se han realizado obras de protección de sus tierras como sí se han hecho sobre la margen de enfrente”.
Rimoldi explicó que “justamente se han reanudado los trabajos para completar la defensa del lado del pueblo”, y adelantó que se enviará a los profesionales para que releven los sectores que deban ser protegidos en las propiedades comunitarias.
Por otra parte, los representantes de los vecinos de Golondrinas expusieron su preocupación por la defensa de los mallines que existen al pie del Piltriquitrón y de los cuales nacen arroyos que abastecen de agua a la comunidad.
Se recordó que, pese a que el IPA realizó un exhaustivo relevamiento hace ya tres años, del que se desprendían recomendaciones de no urbanizar ni abrir calles en las áreas de alta vulnerabilidad, “no se cuenta hasta el momento con una normativa municipal que proteja estos ambientes”, indicó Rimoldi.
El Comité hizo suyo el pedido a través de una declaración en la que insta al municipio de Lago Puelo a concretar la ordenanza que ordene el aprovechamiento de esos predios de acuerdo a las recomendaciones de la autoridad de aguas.
Rimoldi expuso también lo discutido en la última reunión de la Autoridad de Cuenca del Río Azul (ACRA) que Chubut comparte con la vecina Río Negro.
En este sentido se manifestó el objetivo de integrar los esfuerzos de los organismos técnicos que participan, con el fin de iniciar el trabajo de confección de mapas de riesgo hídrico de la cuenca, así como de trabajar la accesibilidad a los cuerpos de agua, fundamental para el turismo y el disfrute de la población local.
Estuvieron presentes representantes de los tres municipios de la cuenca -Lago Puelo, El Hoyo y Epuyén-, el Ministerio de Ambiente, la Dirección de Pesca Continental, el IAC, CORFO, organizaciones de productores y el IPA.
Se convino en realizar la última asamblea del año en El Hoyo para la segunda quincena de noviembre.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top