Cholila Online

 


Puerto Madryn es sede hasta este viernes del evento, organizado por el Ministerio de Salud de la Provincia. Participan funcionarios de Epidemiología de La Pampa, Neuquén y Santa Cruz; referentes nacionales de Salud Comunitaria, de Epidemiología de la Nación, del Instituto Malbrán de Buenos Aires, de SENASA, y representantes de Bromatología, Medio Ambiente, Agricultura y Ganadería de diferentes municipios.

El ministro de Salud de la Provincia, José Manuel Corchuelo Blasco, presidió en Puerto Madryn la apertura de las Primeras Jornadas Patagónicas “Abordaje Para Control y Prevención del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)”, organizadas por el Ministerio de Salud del Chubut y de las cuales participan funcionarios y especialistas del orden nacional, de provincias y municipios de Chubut, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Santa Cruz.

El comité organizador de las jornadas está conformado por la Subsecretaría de Programas de Salud de la Provincia, a cargo de Sergio Jaime, y la Dirección Provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, bajo la conducción de Teresa Strella.

“Es un orgullo para Chubut albergar estas Primeras Jornadas Patagónicas relacionadas con el Síndrome Urémico Hemolítico, una enfermedad muy severa y grave, y respecto de la cual Chubut y las provincias patagónicas se encuentran entre las provincias de mayor índice” casuístico en el país, remarcó el ministro José Manuel Corchuelo Blasco, quien aseguró que esa situación se produce “por cuestiones relacionadas con gérmenes, con carnes vacunas y otros rumiantes, con el procesamiento responsable de esos alimentos en los comercios, con su expedición y su cuidado”.

Para participar de este análisis del abordaje “han venido profesionales integrantes del Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación; y estamos presidiendo su apertura porque el gobernador Martín Buzzi ha encomendado especialmente ocuparnos permanentemente de los problemas de la población, y en este caso se abordará desde el inicio mismo de las disertaciones la ignorancia como uno de los factores centrales para el desarrollo de esta enfermedad, que mata muchos chicos”.

Asimismo, “hay una gran indiferencia respecto a estos temas en la población menos favorecida, y a partir del desconocimiento y la indiferencia, el resto de la sociedad no nos estamos dando cuenta de la situación”, planteó el funcionario.

En ese contexto, que el país y la provincia tengan niveles altos en casuística de Síndrome Urémico Hemolítico también “tiene que ver la forma en que se adquieren los alimentos, en cómo son procesados, en la responsabilidad de la puesta a la venta y obtención de esos alimentos, en cómo se los cuida, mantiene y utiliza, o se los protege ante un evento de corte de suministro eléctrico”, por ejemplo, citó el ministro.

Cuando se produce “la enfermedad trae como consecuencia la muerte o problemas muy graves en los riñones, que le hipotecan el camino de toda la vida” al afectado, planteó más adelante.

En su opinión, para enfrentar la problemática debe confluir “la unión de las estructuras provinciales de salud, los municipios que tienen mucha responsabilidad en el saneamiento de las estructuras productivas de alimentos, en el control bromatológico sobre el cómo se preparan y expenden alimentos, y la capacitación sanitaria de las familias para que entiendan el tema”.

Por su parte, la directora provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, Teresa Strella, resaltó la presencia de funcionarios de la Dirección de Epidemiología de la Provincia de La Pampa; el Departamento de Vigilancia de la Dirección de Epidemiología de Neuquén; el Equipo de Vigilancia de Epidemiología de Santa Cruz y referentes nacionales de la Secretaría de Salud Comunitaria; la Dirección de Epidemiología de la Nación y referentes del Instituto Malbrán de Buenos Aires. A ellos, se suman referentes de SENASA, representantes de diferentes áreas de Bromatología, Medio Ambiente, Agricultura y Ganadería de municipios.

La profesional aseguró asimismo que “esta enfermedad, si bien no es muy frecuente, Chubut tiene un número significativo de casos cada año”, en un contexto en el cual “la región patagónica en sí tiene un número de casos de SUH anuales que son representativos, en un país que ocupa el primer lugar en el mundo en materia de endemicidad por SUH. Por ello esperamos que este encuentro sea el puntapié inicial para dar lugar a un trabajo más articulado, con muchas áreas involucradas, que permita llegar a conclusiones para alcanzar el control de la enfermedad”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top