Cholila Online

 


La intendenta Rossana Artero entregó máquinas de coser a 36 mujeres que terminaron el programa de Corte y Confección, a través del cual se capacitaron durante dos meses en el centro comunitario del barrio 490 Viviendas. A las beneficiarias se les entregó un plan de pago para poder abonar cada una de las máquinas de coser.

Cabe resaltar que para comenzar el curso, la intendenta donó 6 máquinas de marca Toyota. Artero comentó que “ya entregamos las 36 máquinas, el cual era un compromiso que habíamos asumido hace 3 meses cuando se diagramo e inicio el curso de Corte y Confección. La idea era que las mujeres que quieran tener una idea, con cuestiones básicas, de la temática lo puedan hacer”.

“Agradezco a las profesoras que dictaron el curso, a Alejandra Ortiz que siempre pone a disposición su espacio físico y que realmente en este lugar si se puede decir que se dictan talleres. En este centro se están dando 10 cursos culturales, así que la idea fue que todas las mujeres que terminaron el curso puedan tener su máquina de coser”, añadió.

Asimismo, la intendenta de Rawson destacó que “esto se puede replicar en otros centros comunitarios,  de hecho ya nos lo han solicitado, vinieron  vecinas que son del Gregorio Mayo, Área 12, San Ramón, así que la idea es poder replicar esto mismo que se hizo acá en otros lugares”.

“Más de una lo toma como algo más para su casa, como reciclar algunas prendas de vestir, algunas tienen 4 nenes y por eso reciclan la ropa, y hay algunas lo están utilizando para un emprendimiento personal”, contó la intendenta.

Y agregó: “Yo felicito a todas las que terminaron el curso y las máquinas de coser se van a pagar, yo les solicito que lo hagan porque es algo que tiene que volver al circuito para que nosotros podamos replicar esto en otros lugares”, indicó Artero.

 “De esta forma también poder darle una salida laboral a las vecinas”
Por su parte, la presidenta de la asociación vecinal del barrio 490 Viviendas, Alejandra Ortiz, comentó que “estamos de festejo porque se culminaron los dos meses del taller de costura, así que como había dicho la intendenta todas las vecinas que hagan el curso iban a recibir una máquina y que después la van a pagar en cómodas cuotas”, y agregó que “estamos muy contentos por todo, el curso fue muy numeroso y terminó todo bien”.

“Recibieron sus máquinas 36 mujeres de Rawson, y ya comenzaron a trabajar en sus casas, igual van a seguir viniendo porque se van a seguir formando aquí en el taller, que funciona los lunes y miércoles en el centro comunitario, pero ya tienen su herramienta para trabajar desde su casa”, explicó Ortiz.

A su vez, la presidenta del Barrio 490 Viviendas señaló que “son mujeres de distintos barrios y diferentes edades. Estamos muy contentos porque lo que queríamos hacer era fortalecer el taller de corte y confección, y de esta forma también poder darle una salida laboral a las vecinas, por eso decimos que estamos muy contentas y orgullosas por todo esto”.

Beneficiarias
En tanto, una de las beneficiarias, María Elena Toledo expresó que “estamos con una emoción muy grande por haber recibido esto que hoy nos entrega la intendenta, digamos el sueño nuestro está realizado, ya es un hecho las máquinas están acá”, y agregó que “no sabía nada de corte y confección, la verdad que en estos dos meses las profesoras que tuvimos fueron muy capaces y hemos aprendido muy bien, y sobre todo fue bien desarrollado, nos hemos sacado todas las dudas”.

“El pago de la máquina va ser accesible como dijo la intendenta, por eso no vamos a tener drama, le agradecemos a Rossana que nos dio la posibilidad de tener nuestra primera y fundamental herramienta”, expresó Toledo.

Por su parte, Silvia Gutiérrez, otra de las vecinas beneficiarias, manifestó que “fue una posibilidad muy buena porque ayuda mucho y aprendimos más rápido, las profesoras son muy buenas. Estoy contenta con mi máquina en mi mano, y ahora solo queda coser en casa, tomar arreglos y empezar a ganar algo de dinero”.

Luego, la vecina del Área 16, Janeth Jaquelina, recibió la máquina y  señaló que “estoy muy contenta por haber logrado esto que quería, y estamos más contentos aún por la máquina que era algo que esperábamos con muchas anisas y ya llegó. Ahora queda ponernos a trabajar, yo ya aprendí mucho pero quiero seguir aprendiendo. La idea es hacer un curso más avanzado, como dijo Rossana, y de esta forma poder hacer cosas como toallones y sabanas para vender”.

Por último, Esther Mesa agradeció “a la intendenta Artero porque cumplió con el compromiso. Ahora solo queda cumplir con el pago y empezar a trabajar con arreglos de ropa y demás cosas. De acá nos llevamos un muy buen aprendizaje y una máquina de coser de muy buena calidad”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top