Cholila Online

 

Este jueves se llevó a cabo la audiencia de formalización de la investigación en relación a dos hechos de abuso sexual ocurridos el 21 de julio en Cholila. A pedido de la Fiscalía el juez dispuso la prisión preventiva en comisaría para uno de los imputados, un hombre de 29 años, y el arresto domiciliario del otro, un joven de 19 años. La decisión se fundó en los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación.

La comunicación a los imputados del hecho que está investigando la Fiscalía, fue realizada en la audiencia por el funcionario Raúl Camerlo, integrante del sector de investigaciones complejas que encabeza el fiscal Fernando Rivarola.

La audiencia se realizó a puertas cerradas por el tipo de delito que se investiga y las restricciones que impone la ley.

Luego de comunicar el hecho, la Fiscalía solicitó que se imponga prisión preventiva por sesenta días. Camerlo fundamentó su pedido haciendo un balance entre el arraigo, la pena en expectativa y las posibilidades de fugarse por parte de los imputados. Por otra parte valoró en cada uno de ellos los indicios de riesgo de entorpecimiento de la investigación. En este aspecto se contempló que aun hay elementos de prueba que no fueron encontrados y que podrían intimidar a las víctimas o influir sobre testigos para que oculten información o modifiquen sus declaraciones.

Las defensas estuvieron a cargo de Bruno Deias y Julián Ripa Montuenga. Los letrados plantearon la inocencia de sus defendidos y se opusieron a las medidas de coerción solicitadas, argumentando que la Fiscalía no cuenta con indicios suficientes para fundar ninguno de los peligros procesales

El juez de la audiencia fue Martín Zacchino. El magistrado resolvió dictando prisión preventiva por un plazo de treinta días, por entender que es el tiempo suficiente para que la Fiscalía concluya las medidas de investigación que podrían ser entorpecidas por los imputados. Cumplido el plazo, los acusadores podrán realizar los planteos que consideren pertinentes.

Zacchino entendió que cada imputado presentaba particularidades diferentes por eso dispuso que el mayor cumpla prisión preventiva en comisaría, en tanto que el segundo lo haga en su domicilio, advirtiéndole a este que si incumple, la medida se revocará e irá a prisión.

A pedido de la defensa, dos jueces revisaron la decisión judicial. Los Dres. Martín O’ Connor y Hernán Dal Verme, escucharon los planteos y resolvieron mantener las medidas dispuestas por el juez de la carpeta.




Prensa MPF

Publicar un comentario en la entrada

 
Top