Cholila Online

 


A través de una reunión de trabajo concretada en Puerto Madryn, presidida por el subsecretario de Justicia y Prevención del Delito, Víctor Bezunartea, y de la que participaron los jefes de cada una de las dependencias policiales en la ciudad, se analizó información estadística surgida de las denuncias de delitos en los últimos 14 meses. La tarea continuará esta semana con la Unidad Regional Esquel, y posteriormente se hará lo propio en Comodoro Rivadavia y Trelew.

El subsecretario de Justicia y Prevención del Delito de la Provincia, Víctor Bezunartea, presidió el último viernes en Puerto Madryn una reunión de trabajo con los jefes y segundos jefes de las cuatro Comisarías, la jefatura de la Unidad Regional local de la Policía del Chubut, de la Policía Comunitaria y el jefe de Operaciones Policiales en la ciudad, con el objetivo de poner en común información, estadísticas y datos de desempeño del delito, para la programación y refuerzo de tareas operativas y de prevención.

El encuentro de trabajo, concretado en espacios del Centro Nacional Patagónico (CENPAT), es parte de “una mecánica de trabajo permanente”, especificó Víctor Bezunartea, quien presidió la reunión junto a la directora general de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, Valeria Arrazate, y la directora general de Política Criminal Nilda Bello.

En ese sentido, el funcionario, cuya área depende de la Secretaría de Seguridad y Justicia que encabeza Oscar Martínez Conti, agregó que “desde comienzo de año iniciamos un proceso de puesta en común de la información producida a partir de la denuncia policial con los operadores del sistema, que son los jefes policiales con responsabilidad de conducción en las Unidades Regionales de la Policía del Chubut, de modo de compartir el análisis y obtener una mirada lo más aproximada posible y lo más objetiva posible respecto de cómo se va desempeñando el delito en la ciudad, tanto en las distintas franjas horarias como las zonas más sensibles”.

“En este caso particular -añadió Bezunartea- preparamos un informe con datos desde el mes de marzo del año pasado, cuando comenzó el sistema de cuadrículas y se empezó a medir la información con este criterio de división del territorio, hasta el mes de julio de 2015 inclusive, a la par de una mirada especial de lo ocurrido en las zonas sensibles, para el trabajo con Policía Comunitaria”.

El subsecretario de Justicia y Prevención el Delito remarcó que “son reuniones de trabajo sistemáticas y periódicas, que se concretan a medida que se va produciendo información para ponerla a disposición de las Unidades Regionales y que puedan complementarla con información propia y, de ese modo, programar con el mayor fundamento posible las tareas operativas”.

“Depende del análisis que se realice, en la proyección anual, hay algunas cuadrículas que nos dan más victimizadas, lo que varía si se analiza mes a mes. Hay meses que arrojan picos sobre otros meses, lo que nos permite proyectarnos y adelantarnos a lo que usualmente es el comportamiento del delito en el tiempo”, indicó Bezunartea.

Asimismo “hay particularidades que, por ejemplo, tiene Madryn, por su configuración como ciudad turística y su crecimiento demográfico que producen condiciones que impactan sobre el desempeño del delito”.

“Lo deseable desde lo que deben ser las buenas prácticas en nuestro trabajo es que la información criminal que se produce llegue al personal, sea utilizada y pueda tener un correlato en el desempeño operativo de Policía -agregó el funcionario-. Y por eso son importantes estas reuniones en las cuales no solamente ponemos en común la información, sino que es una oportunidad para que el mismo personal policial pueda plantear las particularidades que en su trabajo diario va encontrando, las dificultades con las que se enfrenta y las estrategias que emplea”.

La ocasión “hace que se produzca un ida y vuelta de información; nosotros vamos mejorando el trabajo de información criminal y los operadores policiales toman los datos para proyectar la tarea operativa”, expresó.

“Contar con información permite detectar patrones y establecer prioridades que luego pueden traducirse en un mejor servicio a la comunidad. Del mismo modo que hacemos con la Unidad Regional Puerto Madryn, avanzaremos esta semana con Esquel, posteriormente Comodoro Rivadavia y luego la Unidad Regional Trelew”, adelantó Bezunartea.

“Nuestro propósito es instalar un espacio de trabajo conjunto en el que se dé el intercambio y el debate otorgándole al análisis de la información criminal el lugar que merece en la planificación operativa de la tarea policial”, concluyó Bezunartea.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top