Cholila Online

 

El ingreso de numerosos buques pesqueros y transportes de ultramar genera un intenso movimiento de trabajadores, transportistas y proveedores, provocando un importante derrame económico a la economía de la ciudad.
Jornadas de intensa actividad registra por estos días la Administración Portuaria de Puerto Madryn en ambas terminales marítimas de la ciudad, con la presencia de buques mercantes, pesqueros y el ingreso de buques de ultramar para operar con transferencia de distintos tipos de cargas y exportación de productos de la zona.
De acuerdo a lo informado por el presidente de la Administración Portuaria de Madryn, Marcos Nicocia, “el movimiento de cargas”, sobre todo en la terminal marítima multipropósito “Almirante Storni” “ha adquirido especial intensidad en las últimas dos semanas, a partir del ingreso de buques de ultramar con materia prima para la planta productora de aluminio y otros para operar con containers para transferencia de cargas, pero sobre todo en la actividad pesquera con las plantas existentes en la ciudad”.
Las operaciones, según describió Nicocia, “se refieren tanto a carga consolidada en contenedores, como a granel en el caso de materia prima e insumos con destino a la planta de aluminio. Hay un buque descargando alúmina en el sitio 1, mientras que se aguarda el arribo de barcos cointaineros y mercantes para exportaciones de aluminio”, agregó.
El responsable del Directorio del ente que administra las terminales marítimas madrynenses planteó que “es muy intensa la operatoria de buques pesqueros que descargan productos con destino a las plantas en tierra, e inmediatamente inician el alistamiento para zarpar nuevamente hacia la zona de pesca, mientras esperamos que en las próximas semanas se aproxime la zona de zafra de langostino a nuestra región, lo que hará también que se incremente la actividad pesquera” afectada a ese fruto de mar.
En tal sentido, el informe de movimiento marítimo señala, por ejemplo, la presencia en el sitio 2 del puerto Storni de los buques pesqueros Verdel y Anabella M; en el sitio 3 de esa terminal marítima operan los pesqueros congeladores Argenova IX y Argenova XXIV. En el sitio 4 permanece amarrado en operaciones el pesquero Pescargen IV, mientras que en el sitio 5 hacen lo propio los pesqueros Entrena Dos y el Promarsa III; y en el sitio 6 los pesqueros Nuevo Anita, el S.D.J. Moscuzza y el Codepeca III.
En la terminal céntrica “Piedra Buena” operan mientras tanto los pesqueros Pescargen V, Pescargen III, Pescapuerta Quinto y Puente Mayor.
Este lunes próximo ingresan a esa misma terminal marítima los mercantes de ultramar Falcon Arrow -para la descarga de brea y carga de aluminio- y el portacontenedores Lena, para operar con transferencia de carga en containers.
Para la semana siguiente ingresarán el portacontenedores de ultramar Vega Beta, el transporte Sider Atlantic con carga de coke y el mercante de ultramar Barry, a la par de más de tener anunciadas una decena de operaciones con buques pesqueros y congeladores.
Ante ese contexto, Nicocia expresó su “amplia satisfacción por la tarea que se viene efectuando en ambas terminales marítimas, lo que demuestra que las capacitaciones y profesionalizaciones aportadas al personal de esta administración permiten brindar atención a un gran flujo de buques de manera que se pueda registrar un tráfico fluido de las embarcaciones”.
En el mismo sentido, el presidente de la Administración Portuaria manifestó que “paralelamente hemos concretado este último período una importante tarea en gestiones para la inserción de operaciones con nuevos mercados, además de apuntar al fortalecimiento de la relación con las actuales operadoras, las que continúan destacando la calidad de los servicios que aquí se brindan, algo que fue establecido como objetivo por el gobernador Martín Buzzi cuando nos encomendó la administración de estos puertos”.
“Sabemos que aún queda más por lograr, y que el crecimiento será el resultado de un conjunto de acciones que nos ha recomendado profundizar el Gobernador, pues son acciones que luego tienen un impacto directo en la economía de la ciudad, ya que se produce un derrame económico directo a través de los jornales y pago a trabajadores, estibadores, transportistas, apuntadores, tripulaciones de remolcadores, proveedores de combustibles y de insumos navales, como así también de servicios especiales”, añadió Nicocia.
“Tenemos muy claro que el ingreso de cada buque es generador de trabajo y, por tal motivo, apuntamos con esfuerzo a que se incrementen los embarques y que las operaciones se continúen con una frecuencia constante”, finalizó.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top