Cholila Online

 

ENTREVISTA AL DIPUTADO NACIONAL Y CANDIDATO A SENADOR POR CHUBUT 

Por Mauro Fernandes Diario de Madryn – El diputado nacional y candidato a senador nacional por el Frente para la Victoria (FpV), Juan Mario Pais, sostiene que el gobernador Martín Buzzi se impondrá en los comicios del 25 de octubre ante su principal perseguidor, Mario Das Neves. También, asegura que Daniel Scioli será el próximo presidente de la Argentina. Y plantea que en el territorio provincial hay que avanzar en el desarrollo “sostenible” de actividades que generen empleo, entre las cuales menciona a la industria hidrocarburífera y pesquera y la producción de aluminio.

En las elecciones primarias, el FpV contó con el apoyo de 99.857 electores (40,35%), de los cuales la fórmula encabezada por Buzzi cosechó 90.070 (36,3%), mientras que la dupla compuesta por Miguel “Coné” Díaz y Martín Montoya acaparó 9.787 votos. La diferencia que obtuvo el kirchnerismo sobre Chubut somos todos, liderado por Das Neves, fue de apenas 2 puntos, lo cual promete una reñida elección de cara a octubre.

—¿Qué análisis hace de las primarias?

—Fue una elección difícil en la que una cantidad importante de personas no concurrió a votar porque se vio desanimada por las largas colas y la espera en los lugares de votación. La cantidad de boletas y, por lo tanto, la complejidad de la emisión del voto dificultaron notablemente la participación. 

Eso no va a ocurrir el 25 de octubre. Por otro lado, la Justicia electoral va a tener que avanzar en el adiestramiento y la capacitación de las autoridades de mesa y, fundamentalmente, en una materia que nunca se ha enseñado, como lo es el escrutinio de los votos, en cuya instancia se perdió el mayor tiempo. En tanto, el resultado para el FpV ha sido importante y confirma una tendencia clara tanto a nivel nacional como provincial. En Chubut se va a consolidar en octubre un triunfo del FpV.

—¿Los votos que obtuvo la fórmula encabezada por Coné Díaz irán en octubre a Buzzi?

—Son votos del FpV y pertenecen a cada afiliado que fue a votar. Muchos expresaron vocación de votar a esa lista o bien otros, como me lo han comentado, se confundieron porque las boletas eran prácticamente del mismo color y estaban ubicadas una al lado de la otra.

—¿Le preocupa el porcentaje de voto en blanco que se registró?

—Los votos en blanco se fueron incrementando de menor a mayor categoría. No fueron alarmantes en la categoría presidente, vicepresidente, Parlasur y en la de legisladores nacionales. Y de ahí hacia abajo se amplió, lo cual fue producto, fundamentalmente, del corte de boleta. Hay que mejorar la propuesta y la llegada a los electores, para que los ciudadanos puedan estar más informados y comprometidos al momento de decidir todas las categorías.

—¿Es posible ganarle a Das Neves en octubre?

—De cara a octubre, es posible confirmar el éxito del FpV. Confirmarlo.

—¿Y es factible que Scioli logre imponerse en primera vuelta?

—Scioli va a superar el 40 por ciento. Hay que ver cómo se van a distribuir los votos de los principales candidatos de la oposición y si logran acortar la diferencia a una cifra menor al 10 por ciento. Es muy factible que Scioli se convierta en el próximo presidente en primera vuelta.

—A diferencia del Valle Inferior del Río Chubut (VIRCH), Buzzi obtuvo un importante caudal de votos en la zona sur. Por ejemplo, ¿le sorprendió el apoyo recibido en Comodoro?

—La elección en Comodoro fue similar a la de 2011 cuando se definió al gobernador y cargos nacionales. No me sorprende y, evidentemente, constituye un gran respaldo hacia la figura de Buzzi, quien tendrá que redoblar los esfuerzos para comunicar mejor la propuesta en otras partes y regiones de la provincia.

—¿La zona a reforzar es el VIRCH?

—Es toda la provincia. Hay que trabajar para mejorar la propuesta y la llegada del mensaje no sólo en los lugares donde no se obtuvo un resultado ideal sino también donde se contó con un respaldo. La elección se gana con los votos computados correspondientes a todas las localidades, desde la más pequeña hasta la más grande.

—¿Qué tiene que tener el mensaje?
—El oficialismo tiene para mostrar lo que ha hecho y está haciendo. Pero, fundamentalmente el programa político debe centrarse en proyectar los futuros cuatro años. Quien aspira a ser gobierno, debe explicitar y llegar con la plataforma, es decir el programa político, que es la mejor arma de evaluación. Por eso, son importantes las reuniones porque allí uno se puede explayar más con relación –por ejemplo- a la publicidad corta, que lo que más hace es instalar la candidatura pero no le da contenido. Los debates también ayudan.

—La cercanía que tiene Buzzi con Scioli, ¿podría incidir en una gestión futura?

—Estoy convencido que es uno de los elementos más importantes a ponderar. Cuando Scioli estuvo en Comodoro Rivadavia, expresó que la lealtad es un camino de doble vía y, en ese sentido, destacó que Buzzi fue el primer gobernador que apoyó su candidatura presidencial. En su discurso, Scioli también indicó que esa acción lo compromete a darle más respuestas a los ciudadanos c Chubut. La posibilidad de diálogo directo y hasta de reconocimiento que expresó Scioli, es un punto muy importante para los chubutenses. Hay que saber aprovecharlo porque ese escenario implica una mayor facilidad para que las acciones que se encaminen en Buenos Aires lleguen a buen puerto, como ser las obras públicas, los reconocimientos y las promociones.

—Recalcaba que en el mensaje debe estar presente una proyección futura. ¿Cuáles son los desafíos en materia productiva?

—La provincia tiene participación en la producción nacional por su exportación, para lo cual se requiere que los nichos productivos tengan un desarrollo sostenible e industrial, fundamentalmente en áreas donde se tienen ventajas competitivas: aluminio, petróleo, la pesca, la alimentación y la actividad agropecuaria. Hay que poner el ojo en aquello que genera puestos de trabajo genuino y que, además, provoca una sustentabilidad en el desarrollo económico.

—En esa proyección, ¿qué lugar le otorga a la actividad minera?

—La minería existe en la provincia y es una regulación que está legislada por el Congreso de la Nación. En mi caso, presenté proyectos para tratar de modificar el Código de Minería en dos aspectos que son esenciales: por un lado, con relación al capítulo ambiental, en cuya materia se debe avanzar con mayores requisitos y rigurosidad, además de poner énfasis en la remediación; y por otro lado, se trata de modificar el canon minero para llevarlo a un porcentaje del 12 por ciento, lo cual no altera la Ley Federal de Inversiones.

Al mismo tiempo, la minería debe avanzar con el máximo consenso social de las comunidades involucradas. Además, los proyectos que se puedan ejecutar deben ser sustentables desde lo ambiental, por lo cual habría que excluir a la megaminería y, en su lugar, avanzar con iniciativas acordes donde la garantía ambiental sea prioritaria. Lo que siempre debe primar son los intereses de la población.

—Entonces, descarta la megaminería en el territorio provincial.

—La megaminería es un nivel de explotación que no tiene en este momento garantías de que no fuera a afectar al ambiente y, por lo tanto, desde mi opinión no se debería avanzar en proyectos de esa tipo. La prioridad tiene que ser el consenso social, la no afectación del ambiente o bien la remediación en tiempo real. Lo primero incluso que habría que hacer a nivel provincial es un gran censo minero para verificar sobre todo las explotaciones autorizadas y el estado y la remediación ambiental de cada una de ellas, para obligar a los concesionarios a que restituyan el estado actual ambiental al anterior o para que, de lo contario, resarzan al Estado por los daños que se podrían haber ocasionado. La minería tiene una regulación y debe ser respetada e incluso incrementada.

—Desde el Congreso, ¿se impulsará alguna medida referida a las áreas afectadas en la cordillera por los incendios?

—Presenté un proyecto de ley que regula la creación de una agencia federal de desastres con el fin de permitir la coordinación de todos los organismos federales para ejecutar acciones de planificación, previsión y respuesta rápida frente a los eventos. Hay que prever y actuar en la remediación. No hay que dar una respuesta ante una contingencia esporádica, sino que debe ser organizada, previa y disponible frente a cualquier desastre. Los eventos catastróficos se están incrementando por el cambio climático que es inevitable y se ya ha sido constatado. Un estado modelo debe tener una agencia federal y, en ese sentido, estoy convencido que la iniciativa se va a convertir en ley.

—Buzzi se reunió días atrás con el embajador de Chile en la Argentina para analizar avances en el Ferrocarril Bioceánico que unirá Comodoro con Puerto Chacabuco. ¿Qué impacto tendrá?

—Se trata de una etapa importante dentro de un proyecto mayor como es la vinculación patagónica a través de los ferrocarriles. Hay una ley que está vigente desde 1994, cuyo autor es Lorenzo Pepe y propone el Ferrocarril Transpatagónico, y debe ser cumplida. En la última ley de recuperación estatal de la administración de los ferrocarriles, se avala e impone como obligación del Estado la integración territorial. Justamente, esa normativa apunta esencialmente a la Patagonia, que es una zona no vinculada por ferrocarriles. Es un primer paso porque hay que vincular las localidades de norte a sur y, además, con el oeste. Los beneficios no son sólo desde la ocupación del espacio territorial sino que también se trata de mejoras geopolíticas, estratégicas y en los niveles productivos.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top