Cholila Online

 


El Gobierno Provincial, a través de la Casa del Chubut en Buenos Aires, brinda asistencia en situaciones socio-sanitarias complejas. Como parte de este esfuerzo, se procura que los chicos chubutenses derivados por motivos de salud puedan continuar con su escolarización y se les ofrecen diversas instancias recreativas. En este marco, junto con otras Casas de Provincias, se organizó un festejo para que ellos también pudieran disfrutar su día.

A través de la Casa del Chubut, en conjunto con los Servicios Sociales de las Casas de las Provincias que funcionan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), se llevó a cabo el último viernes el festejo del Día del Niño, del que participaron los chicos y sus familias que se encuentran circunstancialmente en la Capital Federal derivados por cuestiones de salud.

En esta oportunidad las actividades, que se realizan cada año en una sede provincial distinta, tuvieron lugar en la Casa de Tucumán, donde los niños junto a sus padres y hermanos disfrutaron de una tarde a puro juego, espectáculos y sorpresas.

Al respecto, la directora de Gestión Operativa de la Casa del Chubut, Laura Bravo, recordó que recordó que “hace varios años se creó el Servicio Social con la trabajadora Estela Machain quien estuvo largo tiempo, formó gente e hizo muchas cosas que hoy continuamos y sirvieron de base para seguir creciendo”. 

“En este marco, desde la Casa del Chubut llevamos adelante iniciativas como la Escuela Domiciliaria para los nenes derivados, la ayuda y el acompañamiento para todas las familias que vienen y no tienen recursos, o brindarles un acompañamiento, una guía, orientarlos, enseñarles a manejarse en la ciudad; es decir todo lo que sea acompañar y contener la situación de salud o alguna situación inesperada que les surja durante su estadía. La idea es que tengan un nexo o un pequeño hogar dentro de Buenos Aires”, señaló Bravo.

“Las familias generan vínculos entre sí, intercambian experiencias, se ayudan entre ellas, algunas funcionan como ‘familias amigas’, llevan libros de la biblioteca de la Casa del Chubut a los hospitales para que otros nenes, aunque no sean de la provincia los disfruten”, contó.

Sobre el festejo del Día del Niño, Bravo puntualizó que se trata de “un gran evento anual cada año en una Casa distinta donde se juntan alrededor de 100 chicos que se encuentran derivados acá en Buenos Aires por cuestiones de salud”.

“Es una fiesta familiar pensada por y para los chicos, porque por más que estén haciendo un tratamiento médico tienen que entretenerse, divertirse”, resaltó y agregó: “Es parte de la curación, es parte de la salud pasarla bien, hacer actividades culturales y esta es una forma de acompañarlos, de estar con ellos en este proceso, y generar un vínculo”.

En ese sentido, Bravo explicó: “Ellos nos reconocen, esperan esta actividad y la disfrutan muchísimo”. 

Asimismo, la directora de Gestión Operativa de la Casa del Chubut contó que “tenemos mucho trabajo solidario hoy acá: hay payasos, magos, malabares, maquilladora artística, armamos una mesa de arte donde los chicos pueden expresarse, una plaza de juegos, una obra de teatro, el camión de bomberos que es del barrio de La Boca y todos los años se suma para dar un paseo, se saquen fotos y pasen un momento divertido”.

A su vez, Bravo destacó “a todo el equipo del Gobierno del Chubut que está siempre dispuesto a dar una mano y a acompañar el proceso de las familias hasta que regresan a su ciudad”.

“Trabajamos muy bien, muy acompañados desde el Gobierno Provincial, desde la gestión de Martín Buzzi y con el director general de la Casa del Chubut, Marcelo Granados”, dijo y resaltó que “se ponen al tanto de la situación y a disposición de las personas; agradezco porque sin ellos no sería posible nada de lo que hoy se hace desde el área social”.

“Compartimos la alegría de los chicos”
Por su parte, Gerso y Estela Astroza, papás de Gabriel y Tobías que se encuentran en Buenos Aires desde hace poco más de dos meses, resaltaron que “estamos muy contentos de estar hoy acá con la familia, compartiendo la alegría de los chicos”.

“Somos de Puerto Madryn y estamos en Buenos Aires desde hace dos meses y medio”, contaron y destacaron que “la Casa del Chubut cumple un papel muy importante en el acompañamiento que nos hace: por ejemplo, gracias a la Escuela Domiciliaria los chicos no perdieron el ciclo lectivo; y la ayuda económica que nos brindan es impagable”.

Finalmente, Gerso Astroza se mostró esperanzado ya que “en dos semanas estaremos regresando a Chubut”, y señaló la importancia de que Gabriel y Tobías, de 8 y 6 años respectivamente, se sientan acompañados por otros chicos que estén pasando por situaciones similares: “Al estar en el hotel, si no fuese por la Casa del Chubut no tendrían contacto con el afuera, ahí se hacen amigos y pueden disfrutar”.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top